Jueves, 5 Julio, 2012 - 18:53

La medida del BCRA encarecerá créditos, sostienen economistas

Consideran que para “compensar” la baja tasa de interés de los créditos destinados a empresas, se encarecerán otras líneas crediticias.

La norma del Banco Central que obliga a las principales entidades financieras a orientar hasta un 5 por ciento de sus depósitos privados a créditos para el sector productivo a una tasa menor a la inflación real generó escepticismo entre los economistas, que advirtieron que la medida podría "encarecer" el costo de otras líneas de préstamos y "alejar" a los depositantes.



El economista Aldo Abram consideró en que "si el gobierno le comienza a manejar la cartera de créditos lo único que va a hacer es que la gente se aleje de los bancos y haya menos crédito".



El analista aseguró que "cuando la gente elige un banco para depositar sus ahorros, le confía la administración de sus recursos".



"A lo largo de nuestra historia los gobiernos se dedicaron a usar al sistema financiero y sus recursos como instrumentos de política económica, lo cual alejó mas a la gente de los bancos", resaltó.



Según su visión, "el gran problema es que la gente no asume al sistema financiero como alternativa para sus ahorros, y la medida del gobierno lo que va a hacer que la gente los use menos".



A su vez, el economista Ramiro Castiñeira, de Econométrica, juzgó en diálogo
que la medida no implicará "un cambio estructural ni para el sistema financiero, ni en lo macroeconómico, porque 15 mil millones de pesos no va a sacar a la economía del estancamiento".



A su criterio, las palabras de la presidenta cuando hizo ayer el anuncio "fueron más fuertes" que "la magnitud de la esencia de la medida" porque se trata de un monto "que no asusta" al mercado.



Si bien admitió que los bancos pueden terminar "encareciendo" otras líneas crediticias para compensar este "subsidio", afirmó que el costo se terminará "repartiendo en todos los actores del sistema: el banco, el depositante que va a obtener un menor rendimiento, y el próximo cliente que va a sacar un crédito".



En coincidencia, el ex gerente del Banco Central, Hernán Lacunza, aseveró que el monto total de 15 mil millones de pesos "en principio, no es tan significativo".



No obstante, dijo que "ese subsidio implícito lo van a tener que cubrir los bancos privados, y lo que pasa es que detrás de ellos están los depositantes, que en algún momento se pueden preguntar cómo el banco está orientando sus ahorros".



"El gobierno lo que hace frente a los problemas que se manifiestan en la economía que ya está en recesión, siempre es jugar hacia adelante, y en este caso lo que se está haciendo es tratando de impulsar una inversión que esta escuálida porque faltan proyectos, con algún tipo de tasa subsidiada para fomentar esa demanda", evaluó.



El ex presidente del Banco Central Alfonso Prat Gay alertó que la medida "puede terminar como tantas otras ideas del kirchnerismo logrando el exactamente el efecto contrario, que caiga el crédito en otras áreas, o que se encarezca".



Para el diputado de la Coalición Cívica obligar a los bancos a destinar un porcentaje de su cartera de créditos a "préstamos que seguramente no van a ser rentables, porque tienen una tasa de interés muy inferior a la de la inflación", derivará en que las entidades financieras "naturalmente van a tratar de compensar eso en otro lugar".



"Entonces, lo que prestarán de más por un lado, prestarán de menos por otro; y lo que prestan barato por un lado, seguramente van a prestar más caro por otro, porque como bien dijo la presidenta (Cristina Fernández), los banqueros son empresarios y no están para administrar pérdidas sino para obtener ganancias, porque eso le piden sus accionistas", reflexionó en declaraciones radiales.



Fuente: DyN