Miércoles, 4 Julio, 2012 - 21:25

Maradona vino a pescar y se reunió con Capitanich en la Isla del Cerrito

Dialogaron sobre las inversiones y futuros programas para incentivar el crecimiento del deporte en la provincia.





El gobernador Jorge Capitanich mantuvo este miércoles una reunión con el emblemático ex jugador de la selección argentina de fútbol, Diego Armando Maradona, en una visita del deportista a la Isla del Cerrito donde dialogaron sobre las inversiones y futuros programas para incentivar el crecimiento del deporte en la provincia. En la oportunidad, el mandatario provincial entregó una placa al ex futbolista como homenaje por su larga trayectoria y su consagración con la camiseta nacional en el Mundial de Fútbol México 1986.



El actual
director técnico de Al Wasl en los Emiratos Árabes Unidos acudió al Chaco para disfrutar de una jornada de descanso y pesca, gracias a las bondades ictícolas que ofrece
la confluencia del río Paraguay con el río Paraná.



Allí, mantuvo una amena charla con el gobernador del Chaco en la que dialogaron sobre el trabajo que actualmente se realiza en la provincia para impulsar las diferentes disciplinas deportivas, como básquet, fútbol, hockey, handball, vóley, squash y otras, con eventos internacionales que se disputan en territorio chaqueño, además de los aportes para los distintos clubes.



Capitanich y Maradona coincidieron en destacar el trabajo que se realiza en las inferiores del fútbol local, que permitió a futbolistas de la talla de Juan Manuel Insaurralde - quien actualmente se desempeña como jugador titular del Club Atlético Boca Juniors - llegar a torneos de Primera División.



El primer mandatario resaltó el trabajo que se lleva adelante en el Club Atlético Sarmiento, apostando a entrenar a niños y adolescentes, mientras que el director técnico explicó cómo se trabaja en el país del Golfo Pérsico.



Finalmente el gobernador le entregó a Maradona un ejemplar de su libro “Chaco: El secreto de la Argentina” y una camiseta del Club Atlético Sarmiento, luego de compartir un almuerzo que selló la visita.