Miércoles, 4 Julio, 2012 - 10:41

Correo de nuestros lectores
Las motos y la falta de amor por la vida

El autor analiza la situación del tránsito en función a la creciente cantidad de motocicletas que circulan.

Ocurrió en la Ciudad de Corrientes, pero este tipo de relatos, se reitera en todo el país desde que las motos han invadido las calles de las Ciudades sin ningún tipo de control que nos haga pensar en la preocupación de las autoridades por el nuevo flagelo de la sociedad como es la enorme cantidad de accidentes de tránsito con secuelas graves para la salud de conductores y acompañantes y mucho menos el reconocimiento por el peligro que implica el mal comportamiento en el tránsito por parte de los conductores.



El día lunes 2 de julio, sonó la alarma en el sistema de salud Correntino por la gran cantidad de accidentes que se habían producido, provocados por los choques de motos y una suma de damnificados aterradora. El Hospital Público de la Capital Provincial, contabilizó en dos jornadas más de 50 accidentados con internaciones para comprobar sus lesiones, muchos de los cuales aún permanecen en Terapia Intensiva con riesgo para sus vidas y ocupando lugares que ya estaban asignados a pacientes con turnos por complejos tratamientos o intervenciones quirúrgicas.



Ya es común observar en las motos como circulan con tres y cuatro pasajeros y bebés en los brazos de sus madres con el termo, el mate y algunos elementos más que agregan a su peligroso viaje a pesar de saber que no está permitido por Ley sumado a los riesgos que se corren.



Quienes deben responder son las autoridades Municipales en cada caso con más rigurosidad al aplicar las normas que están en vigencia si es que tienen intención de bajar este tremendo índice. Aquellos municipios que han logrado mejoras, lo hicieron aplicando fuertes multas a los desaprensivos conductores que, como siempre, cuando ven que la multa supera sus cálculos más optimistas, piensan con la cabeza y no con el acelerador. Son muchas las Provincias que han tomado en serio este problema y trabajan con la Policía y Municipio simultáneamente secuestrando las motos por faltas graves, algo que representa un problema en serio para quienes no respetan la Ley pues a la multa deben sumarle otros gastos más que forman parte de las penas.



Decía un viejo refrán que “la letra con sangre entra” y sin querer ser sensacionalistas, estamos hablando de la pérdida de vidas humanas que se pueden evitar si cumplimos todos con todos.



Párrafo aparte y no menos importante, es el estado en que queda el sistema de salud cuando se ve desbordado por semejante cantidad de pacientes sin contar con las camas suficientes para atender a tanta gente y se ha dado el caso en donde a una paciente que está en lista de espera para ser operada por un tumor en su cabeza, debieron reprogramarle la intervención para atender las urgencias provocadas por los accidentes de motos. Sumado a ello, no podemos olvidar que al



ya flaco presupuesto de los hospitales por la falta de insumos, no le viene nada bien agregar más gastos extras en elementos que deben aplicarse a los accidentados y el peor de los escenarios es la realidad que nadie puede desconocer pues al decir de los médicos que atienden este tipo de casos, muchos son los motociclistas que llegan en la ambulancia con síntomas de haber consumido mas alcohol que el permitido ya que los Profesionales no pueden realizar test de alcoholemia pero es evidente que conocen y mucho sobre el tema.



Por último, la crónica diaria nos acerca como prueba el siguiente testimonio…”Dos hombres mayores de edad, junto a dos menores en una motocicleta (4 en una moto) resultaron víctimas de un terrible accidente en Clorinda, Formosa, al ser embestidos por un vehículo utilitario. A raíz de la violenta colisión, fallecieron un niño de 8 años y su abuelo de 55. De esta manera, la fría noticia quedará como otro número para la estadística a la que los responsables del tema utilizarán como excusa pero no como origen de la causa.



"¿No será acaso que ésta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?", de Mafalda (Quino).



(*) DNI 7.788.556 - Resistencia-Chaco-Argentina