Martes, 3 Julio, 2012 - 07:23

Día del Locutor en Chaco: sin pena y sin gloria

A un año de la llegada a Resistencia de la COSITMECOS de la cual es parte integrante la SAL; como defensora de los derechos de los locutores en la Argentina.

País de cual como ciudadanos chaqueños estamos incluidos, los locutores de por acá seguimos en la misma: al margen de la legalidad laboral por parte de empresarios radiales inescrupulosos, sin la habilitación correspondiente, porque no todos tienen para costearse una carrera afín y porque seguimos desamparados por el sindicato que nos debería defender y que lamentablemente al no tenerlo, se opta por otro que nada tiene que ver con nuestra profesión.



El Día del Locutor, que también las autoridades, empresarios y/o políticos locales deberían organizar agasajos para saludarlos, pasará nuevamente como un día cualquiera, sin las opulentas y expansivas fiestas de nuestros primos, los periodistas. Si tan sólo se dieran cuenta que sin nuestras voces la venta publicitaria radial o televisiva, de las cuales todos aprovechan y viven de ella, no existiría.



Señor Director, es indudable que a esta altura, la Ley de Medios en nuestro Chaco y en nuestro caso no se aplica para nada, nula para los derechos que nos amparan, ineficaz cuando tanto autoridades políticas, gubernamentales y de contralor laboral no la aplican para los casos de ilegalidad laboral de locutores chaqueños.



Como en todo en ésta vida, el acompañamiento de reclamar nuestros derechos de laburantes del micrófono no es compartido y es ignorado, hay que reconocerlo, por nuestros propios colegas, ante la amenaza patronal y sindical, comodidad laboral propia pasajera o quien sabe porque tantos otros motivos más; pero deberían saber que si realmente se ama la profesión de locutar, el hecho de callarse no favorece nuestra profesión y ampara a los aprovechadores de siempre, convirtiéndose en cómplices de un circulo vicioso.



Y para colmo de injusticias, la “Justicia” sigue su paso lento, cansino, desinteresado tal vez, en los casos de juicios laborales por despido de locutores, siendo que a la par los empresarios acusados conocidos por todos con nombre y apellido, siguen embolsando divisas de los arreglos políticos del momento para sus distintas emisoras de dudosa legitimidad, pagando a abogados para “estirar” causas de más de 7 años de duración. Sólo esperamos que como dice el slogan: “Será Justicia”, se cumpla.



También existe tibios acercamientos de algunos colegas con la idea de formar un sindicato que nos nuclee, pero esto nos llevará tiempo y unión, de la cual estamos adoleciendo, tiempo que ya no disponemos para seguir esperando tanto atropello a una profesión digna, que acerca distancias, une personas y acompaña desde hace varias décadas los oídos y la necesidad de la gente.



3 de Julio, Día del Locutor, lejos quedaron los reclamos laborales de los inicios de la profesión, cuando todos los colegas salían a la calle a reclamar sus derechos con pancartas, como deberíamos estar haciéndolo ahora y no cruzarse de brazos, como muchos de éstos lo hacen actualmente, denigrando una profesión que por lo visto y actuado, no la deberían ejercer, por respeto a los que luchan por ella. ¡Felicidades! a los colegas luchadores.



(*) Locutor Habilitación ISER – COMFER Nº 5156 Resistencia.