Lunes, 2 Julio, 2012 - 09:30

Para Milar buscarían "desmantelar Colonización y facilitar la entrega de tierras a corporaciones"

Presentó un informe sobre este organismo, la postura del Ejecutivo y las denuncias de los trabajadores. “En el Chaco la política de tierras ha fracasado", sentenció.

Ante las distintas circunstancias que se vienen sucediendo en la provincia respecto a la entrega de tierras y el manejo político del Instituto de Colonización, el diputado provincial aliancista, Avelino Milar realizó la presentación de un informe pormenorizado de la situación destacando que existiría "una intencionalidad política de desmantelar el Instituto de Colonización y facilitar la entrega de tierras a grandes empresas y corporaciones".



En su informe el legislador provincial remarca que "si tomamos como índice para medir el funcionamiento y desempeño del Instituto de Colonización: a) la resolución de situaciones referidas a la regularización de tenencia de la tierra y, b) la cantidad de títulos de propiedad extendidos, podemos decir, después de más de cuarto años de gestión, que el mismo es deficiente y que el ejecutivo provincial, en lo que respecta a la política de tierras públicas ha fracasado".



Asegura que "hoy, el organismo, está envuelto en un conflicto lleno de versiones y declaraciones oficiales totalmente contradictorias. Por una parte, el Poder Ejecutivo Provincial manifiesta, según se desprende de los Informes de Gestión presentados por éste ante la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia y declaraciones periodísticas, que se están cumpliendo con los objetivos de: regulación de tenencia de tierras; empeñado en una modificación de la estructura orgánica para una mejor eficiencia; con la realización de tareas de mensuras; asistencia a comunidades aborígenes; y con un anuncio, a principios de la primera gestión de este gobierno, de alcanzar la entrega de 1.000 títulos anuales".



"Por la otra parte, los empleados del Instituto de Colonización, manifiestan: que es un caos administrativo y sin estructura orgánica clara; corrupción en las mensuras y exorbitantes costos de inspecciones, en ambos casos con servicios tercerizados y de mediocre calidad técnica; con el 75% de los empleados, que desempeñan las tareas en el instituto, precarizados; baja productividad del organismo; denuncia por parte de delegados gremiales del Instituto de Colonización ante la Fiscalía Penal Nº 11, por supuestas irregularidades de carácter legal y judicial llevadas a cabo por el actual presidente de este organismo, Raúl Paris", subraya Milar.



CUADROS COMPARATIVOS


En los tramos finales de su informe, el diputado provincial presenta un informe comparativo sobre
la productividad del organismo, detallando la cantidad de títulos de propiedad entregados y el grado de cumplimiento con relación a los anuncios oportunamente realizados por el Poder Ejecutivo de alcanzar 1.000 títulos anuales. "En el informe se observan muchos títulos entregados en el año 2008 y eso se debe a que los tramites estaban terminados al finalizar la gestión de la Alianza", aseguró.