Viernes, 29 Junio, 2012 - 19:57

Un temporal provocó inundaciones y destrozos en Entre Ríos

Un temporal de lluvia y granizo provocó este viernes, en Gualeguaychú anegamientos en cientos de calles y casas, derrumbe de árboles y automóviles destruidos.

Las piedras rompieron los vidrios de las puertas de entrada del Teatro Gualeguaychú y la Dirección de Cultura postergó todas las actividades programadas para el fin de semana, en tanto se suspendieron las clases del turno tarde en varias escuelas de la ciudad que resultaron anegadas.



Tres equipos municipales, luego del temporal, salieron a patrullar la ciudad para actuar en los casos más urgentes, mientras se reportaron accidentes de tránsito provocados por la confusión que generó la tormenta.



El temporal tuvo una emergencia inesperada y se prolongó por casi 20 minutos, lo que saturó los sistemas de prevención que tiene la ciudad.



El director de Defensa Civil de Gualeguaychú, Daniel Hernández, dijo que "se trató de una granizada, una celda hiperactiva, se formó una gran columna, una especie de chimenea que enfría y congela las gotas, y cuando el peso de la piedra es suficiente para que la columna de aire muy frío no la soporte, ahí cae el granizo como en seco".



El funcionario dijo que "como anuncio de granizo, yo para nada lo esperaba, veíamos chaparrones fuertes en algunos lugares de la provincia, pero las imágenes de radar no permitían ver un fenómeno de estas características".



Hernández dijo que están "evaluando los daños en vehículos, el arbolado urbano y la cantidad de vidrios rotos en casas de familia y comercios".



Agregó que también se produjeron accidentes de tránsito en medio de la confusión generada por la tormenta y otros provocados por la premura de las personas que querían proteger los vehículos.



Los testimonios de los vecinos indicaron que las piedras caídas desde las 10,45 en adelante pesaban unos 100 gramos y alcanzaban un diámetro promedio de 5 a 6 centímetros.



La intensidad del temporal provocó que colapsaran los desagües pluviales, al tiempo que las canaletas tapadas por la acumulación de piedras y de hojas generaron anegamientos en las viviendas.
Fuente: 
Agencia DyN