Viernes, 29 Junio, 2012 - 12:20

Afirman que la iniciativa es insuficiente
Greenpeace desmintió haber estado en la campaña recaudatoria por La Fidelidad

Advirtieron que su conservación "no tendrá sentido si se permite la destrucción del resto del Impenetrable". La información de su supuesta participación de ayer fue difundida por Gobierno.

“Medios de Chaco han informado que Greenpeace estuvo presente en el acto oficiado por el Gobernador Jorge Capitanich en el que se habilitó una cuenta bancaria para recaudar fondos para la expropiación de la estancia La Fidelidad. Queremos desmentir nuestra participación en el evento, y aclarar que no somos parte de la campaña de recaudación de fondos”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.



“Es muy importante que la estancia La Fidelidad se convierta en Parque Nacional, ya que se trata de una de las zonas con más biodiversidad de la región chaqueña, pero de nada servirá conservar esta valiosa región si las topadoras arrasan al resto del Impenetrable”, resaltó Giardini.





“El gobierno del Chaco autorizó aprovechamientos silvopastoriles en El Impenetrable que no son sustentables y resultan un desmonte encubierto o en etapas. Esperamos que Capitanich cumpla con la Ley de Bosques y frene las fiebre de las topadoras”, advirtió.



El pasado 14 de mayo el gobierno provincial dictó una resolución mediante la cual suspendió por 60 días los aprovechamientos silvopastoriles en bosques nativos clasificados en la Categoría II (amarillo). La misma fue el resultado de la reunión entre el Gobernador Jorge Capitanich y representantes de Greenpeace, luego de que la organización ambientalista bloqueara dos topadoras que estaban desmontando en El Impenetrable con permisos otorgados por la provincia que violan la normativa nacional.



El Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos de la provincia del Chaco clasifica a los bosques de “El Impenetrable” en la Categoría I (rojo) y la Categoría II (amarillo), que no permiten desmontes. Sin embargo, la autorización de realizar desmontes selectivos para la aplicación de sistemas silvopastoriles para ganadería intensiva, claramente viola la Ley de Bosques.



El Plan Ganadero Chaco tiene por objetivo duplicar el stock ganadero para el año 2015 y pasar de las 2.600.000 cabezas actuales a 5 millones.



“El avance de los desmontes para ganadería intensiva implicarán la desaparición de gran parte de El Impenetrable, un valiosísimo ecosistema forestal que abarca cerca de cuatro millones de hectáreas de bosques y en el que viven 60.000 indígenas y campesinos”, dijo Giardini.