Viernes, 29 Junio, 2012 - 09:55

Cámara de Comercio denuncia perjuicio a comerciantes por cortes en avenida Alvear

El reclamo responde a las “reiteradas interrupciones” en la circulación de dicha arteria a la altura del Club Sarmiento.

El presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia Sergio López, indicó que “nuevamente volvimos a tener la queja de nuestros socios que tienen sus locales en la zona aledaña al Club Sarmiento donde vemos que cada vez que hay un espectáculo pierden el día de trabajo”.



Manifestó que no entienden “la actitud del Gobierno provincial ni de la Policía que durante toda la tarde cortó las tres manos de la avenida Alvear, cuando es un espectáculo que tiene muy poco público. Ayer estuvimos en el lugar y pudimos comprobar que hay más policías que público”, especificó.



“Pareciera que al Gobierno provincial le interesan solo los espectáculos y a los que tienen tiempo de asistir a ellos y no a los trabajan en el comercio ni a la gente que circula por esa avenida que es uno de los principales accesos a la capital chaqueña”.



Pidió por último “racionalidad” y “que corten solo una mano de la avenida” para no afectar más
la actividad comercial de esa área.



Como ejemplo de uno de los comerciantes más afectados, se encuentra Martín Maciel, quien inició hace poco tiempo su emprendimiento con un local de venta de repuestos de motos denominado RPM, ubicado en la avenida Alvear 2002. Maciel enfrenta las dificultades propias de un comerciante que se recién se inicia y además debe lidiar con la baja de clientes producto de los cortes en esta avenida.



El corte más reciente fue el de este jueves que se llevó a cabo desde las 16:30 aproximadamente y que al momento de cerrar el local a las 21, aún seguía cortado. El próximo será
para este sábado que hay otro partido de fútbol. “Seguimos en lo mismo, hacen un despliegue demasiado grande para lo que es el evento”, remarcó Maciel.



Detalló que esta medida abarca un espacio que incluye desde la calle 14 hasta la calle 8 y los alrededores de la avenida, la calle Mendoza y hasta la vereda, “las personas que viven en esta zona tienen que pedir permiso hasta para que las dejen pasar por la vereda para entrar a sus casas”, indicó.



El agravante en el caso de este emprendedor es que producto de la baja general en el movimiento comercial de estos últimos tiempos, se vio obligado a cerrar unos días su local a lo que se le agregó ahora el corte de la avenida Alvear que impide que los clientes se acerquen a la zona. “Entonces me encuentro que estoy sentado en la vereda mirando cómo mis competidores se quedan con todos los clientes”, lamentó.