Viernes, 29 Junio, 2012 - 07:40

Campaña "Basta de Tas" declarada de interés legislativo y provincial en Chaco

Así lo resolvió Diputados en la sesión de este jueves en el marco de la campaña “Basta de Tracción a Sangre” organizada por la Asociación Protectora de Animales.

El Cuerpo Legislativo en su sesión del día 27 de junio, a través de la Resolución Nº 1179/12, iniciativa del Diputado Raúl Acosta, Presidente del Bloque de la Concertación Forja, aprobó la declaración de Interés Legislativo y Provincial, de la Campaña Nacional “Basta de Tas” (Basta de Tracción a Sangre), organizada por la Asociación Protectora de Animales del Chaco, (APACH), cuyo lanzamiento en la provincia, se realizó el pasado 3 de mayo en el
Museo de Medios de Comunicación, “Raúl Delfino Bernéri”, ubicado en calle Pellegrini Nº 213 de nuestra cuidad de Resistencia.



Esta campaña, que viene implementándose en distintos puntos de la Argentina, así como en numerosos países de Latinoamérica, insta, a los organismos correspondientes tanto de las provincias, como de los municipios a dignificar el trabajo de los popularmente denominados “cartoneros”, insertándolos en un marco formal reglamentado, convirtiéndolos en verdaderos agentes activos del proceso de reciclaje de residuos sólidos urbanos; otorgar a los trabajadores del mencionado rubro, un medio de locomoción motor, que remplace a los caballos en el desempeño de estas tareas; abolir la tracción a sangre en ámbitos urbanos de toda la provincia y crear un refugio para los caballos rescatados.



Los participes y organizadores de este programa, solicitan a que los municipios continúen avanzando hacia sistemas más eficientes de reciclaje de la basura que repercutan en un medio ambiente mas sano para los ciudadanos. Por ello consideran menester abolir la tracción a sangre en ámbitos urbanos en toda la provincia, remplazando los caballos por otro tipo de transporte como motos o bicicletas de cargas, para, de esta forma acabar con la marginalidad y la discriminación a la que se ven sometidos estos trabajadores, garantizando sus puestos de trabajo y suprimiendo el componente del maltrato hacia los caballos con el que normalmente se los identifica. Esto supondría una mejora en su condición laboral, lo que permitiría aumentar su producción y en consecuencia derivaría en un progreso de su calidad de vida.



La tracción a sangre, como medio de trabajo en la ciudad, es desigualdad, sufrimiento e injusticia para animales y personas. Los trabajadores de esta actividad merecen beneficios laborales, respeto social y económico. Así también los equinos que forman parte de esta actividad, debido a la vulnerabilidad económica de sus dueños, en muchos casos no reciben la tensión veterinaria correspondiente ni los alimentos adecuados, debiendo soportar malos tratos que forman parte de la vida cotidiana de estos animales.



Cabe mencionar que desde el Bloque Legislativo de la Concertación Forja, se viene desarrollando un proyecto para la implementación de un plan que establezca una mejora en las condiciones ambientales y laborales que respectan al reciclado de residuos sólidos urbanos.