Jueves, 28 Junio, 2012 - 07:05

Estados Unidos
Los incendios en Colorado devoraron 330 kilómetros cuadrados e hicieron evacuar a 36.000 personas

El gobernador John Hickenlooper agregó que la situación se agrava por la sequía y vientos.

La ola de
incendios desatado en este estado del centro de los Esados Unidos, ya obligaron a 36.000 personas a abandonar sus hogares. Miles de bomberos luchan contra las llamas desde hace días y el fuego había obligado a unos 32.000 habitantes de Springs -la segunda mayor ciudad de Colorado-, a abandonar sus casas.



En Colorado Springs la temperatura subió a los 38 grados Celsius, nivel récord que se mantiene desde hace cinco días y los meteorólogos no pronostican un pronto descenso.



El gobernador John Hickenlooper dijo al canal CNN que otras 4.000 personas habían sido instadas a buscar refugio en un sitio seguro. Hickenlooper dijo que lo que se está produciendo es una "tormenta perfecta", ya que coinciden todos los factores propicios para alimentar las llamas: una sequía extrema, vientos fuertes y rayos, según despacho de DPA.



Los incendios ya han destrozado una superficie de más de 330 kilómetros cuadrados en las inmediaciones de Fort Collins. Ese foco, desatado por un rayo, pudo ser controlado en un 65 por ciento. Según el gobernador de Colorado, John Hickenlooper, el presidente norteamericano Barack Obama visitará el estado el viernes.
Fuente: 
Télam