Miércoles, 27 Junio, 2012 - 19:18

Ante crecientes asaltos a empresarios
La Cámara de Comercio reclama se refuercen medidas de seguridad

Además se pronunciaron contra el proyecto de ley que prevé un aumento en las multas a aquellas empresas que posean trabajadores en situación de irregularidad.

La comisión directiva de la Cámara de Comercio de Resistencia se reunió este martes con sus asociados para tratar el tema de la inseguridad, frente al aumento de los casos de empresarios capitalinos asaltados en los últimos días.



En el encuentro de este martes que estuvo presidido por el vicepresidente 1° de esta entidad mercantil capitalina, Elián Jovanovich, se manifestó el acompañamiento y solidaridad hacia Mario Moro, ex presidente de esta entidad, quien el viernes último sufrió junto a su familia un asalto en su propio domicilio y lo hicieron extensivo para todos los casos que salieron a luz recientemente, como el del socio García Suárez; Bisordi; Tisembaum; Ojeda y otros, de cuyo acompañamiento esta cámara ya lo diera a conocer públicamente días atrás.



Si bien Jovanovich no dejó de valorar la fluida relación que institucionalmente mantienen con el ministerio de Gobierno y con la Policía, no dejó de exigir resultados concretos sobre la investigación de estos ilícitos para que sean aclarados y resueltos, destacando que llama la atención “el grado de profesionalidad” con el que se mueven los delincuentes.“La Ley de seguridad tendrá su tiempo hasta que veamos los efectos de su aplicación, pero hasta entonces necesitamos que los hechos se resuelvan”, marcó.



El empresario instó a “dejar de ser meros habitantes para convertirnos en ciudadanos” refiriéndose a tener un mayor involucramiento y participación como sociedad frente a los hechos delictivos, “debemos ayudarnos entre todos” pidió.



Preocupación por eliminación de listado de morosos



En esta reunión la comisión directiva abordó también los avances de un proyecto de ley a nivel nacional, que pretende borrar los registros de los bancos de datos de riesgo crediticios a aquellos antecedentes negativos de morosos que hayan cancelado o regularizado sus deudas bancarias, comerciales o financieras por importes inferiores a $ 10000. Esto modificaría la Ley vigente impidiendo a las Bases de Datos publicar los antecedentes negativos por período de dos años desde la fecha de cancelación de la deuda. La presidente del IDICRE, Alejandra Bisordi, señaló las implicancias de avanzar este proyecto ya que a nivel local los afectaría mucho porque las ventas que se realizan, son en su mayoría minoristas, es decir que una gran cantidad de morosos de la base de datos del IDICRE se verían eliminados completamente. Remarcó que este año viene creciendo de manera muy significativa la morosidad, “de mayo de este año, respecto de mayo del año pasado, nuestra base de datos registra una morosidad del 186%” resaltó.



Piquetes



Otro asunto abordado fue el de los continuos cortes en la circulación de la avenida 25 de Mayo entre el 700 y el 900 aproximadamente, una de las principales vías de acceso a la capital provincial, provocado por desocupados que realizan reclamos frente a la oficina de Desarrollo Social. Estos piquetes frecuentes ocasionan grandes pérdidaseconómicas a los comerciantes que tienen sus locales en esa arteria, que no reciben clientes por el corte, por lo que desde esta institución marcaron su apoyo y elevaron el reclamo para que no se perjudique más la actividad comercial de los emprendedores.



Multas a empresas



Por otro lado, Jovanovich manifestó la disconformidad de esta entidad frente a una iniciativa legislativa, enviada por el Poder Ejecutivo, que propone la adhesión de la provincia al Pacto Federal de Trabajo, propiciando sanciones más duras para aquellas empresas que posean trabajadores en situación de irregularidad. “Nos parece que no es el momento para que se haga este ajuste lo que no quiere decir, desde ningún punto de vista, que estemos dando lugar a la informalidad en el comercio” aclaró Jovanovich. Añadió, refiriéndose a este proyecto que multará a empresas “cómo se va a medir con la misma vara a un kiosko, a una despensa y a un hipermercado”, remarcando que si a una PyME se le aplican multas similares a las de un hipermercado se “estaría asfixiando o eliminando la diversidad comercial, tal vez una gran empresa puede pagar sin mayores dificultades una multa, pero para un comerciante menor es imposible esa cancelación, por lo que puede terminar cerrando su comercio”.