Miércoles, 27 Junio, 2012 - 19:15

En Chaco
Aprobaron la ley que reconoce la infertilidad como enfermedad y las obras sociales deberán cubrir los tratamientos

Obras sociales y las Prepagas deberán brindar los estudios necesarios para el diagnóstico, su tratamiento y la orientación psicológica a las parejas.

La Cámara de Diputados sancionó con fuerza de ley una norma que reconoce a la infertilidad como enfermedad o patología que impide la posibilidad de concebir un embarazo.



En ese sentido, el sistema de Salud Pública, las obras sociales y las entidades de medicina Prepagas que brinden servicios médicos asistenciales a sus afiliados en la provincia del Chaco, como el INSSSEP, incluirán dentro de sus prestaciones médicas, los estudios necesarios para el diagnóstico de la infertilidad, su tratamiento y la orientación psicológica de las parejas estériles.



La nueva norma, autoría de la diputada María Lidia Cáceres y dictamen favorable de la Comisión de Salud, señala que la autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud Pública, quien especificará los tratamientos o procedimientos de fertilización que se implementarán.



En los fundamentos la autora del proyecto María Lidia Cáceres recordó que en noviembre del 2008 ya presentó esta iniciativa “después de mucho tratamiento en la Comisión de Salud logró el dictamen unánime. Agradezco a mis pares que me hayan dado la satisfacción de haber tenido en cuenta que esta una definición impostergable, era inaceptable que a esta altura el Estado le niegue a la infertilidad el carácter de enfermedad”.



“La salud reproductiva – explicó - significa ausencia de enfermedad o desorden de procesos reproductivos, no se las puede negar el carácter de enfermedad dejándola afuera de la atención sanitaria y la infertilidad no se puede dejar fuera de la protección de salud porque dejarla fuera seria una discriminación, el derecho a la salud involucra la salud psicofísica de ambos conyugues. Hasta la reforma del 94 no existía texto alguno que consagrara el derecho a la salud. Hubo muchos planteos judiciales y en todos son unánimes, y a las parejas que pretenden procrear le otorgan los derechos de ir por los tratamientos de fertilización, es por eso que nosotros no podemos quedar atrás”.

“Esta enfermedad – señaló - afecta a la capacidad de procreación y a la salud psicofísica de quien lo padece, a quien quiere formar una familia. Esta ley consagra otro derecho cardinal que es el de la igualdad, de permitir la posibilidad de acceder en igual condición a los distintos tratamientos y se busca también generar un diagnostico temprano, cabal, el acompañamiento psicoterapéutico, enseñar a la pareja cuales son los tratamientos idóneos. El órgano de aplicación va a ser el Ministerio de Salud y va a ser quien va a determinar si se requiere o no fertilización asistida”.



La titular de la Comisión de Salud Delia González manifestó que el retraso en el tratamiento del proyecto fue que esta ley engloba al tratamiento de la fertilización, que supone la fertilización in Vitro con la altísima gama que hay. “Desde ese lugar tenemos que pensar ahora en que vamos a hacer y que normas vamos a poner para regular la fecundación “in Vitro”. Una cosa es hablar de la fecundación de una pareja y otras es fecundación in Vitro que implica transferencia de esperma o donación de esperma. La ley esta contemplando que desde los 18 años uno puede saber quien es su padre genético pero las modificaciones del Código Civil están dejando dudas”.



Finalmente señaló que esta norma debe estar constantemente monitoreada para la defensa de un derecho inalienable de los niños que es el derecho a la identidad.



El diputado del Frente Grande Daniel Trabalón manifestó su acompañamiento a la iniciativa señalando “se esta dando un debate con características similares en el Congreso Nacional. Este debate forma parte con la reforma del Código Civil y la decisión de avanzar con este proyecto es reparar una deuda social y desde ese lugar acompañamos la iniciativa. Es dar un concepto más amplio de lo que es salud. Respecto de las condiciones de cuando una persona es sana y cuando no. Este tema no es nuevo. Muestra que hay una sociedad que evoluciono en algunos temas, creemos que el aporte que estamos haciendo desde la legislatura provincial es muy importante”, argumentó.



La diputada Irene Dumrauf expresó que todas las mujeres chaqueñas deben acceder a este beneficio “debemos poner en pie de igualdad a todas las mujeres. Se ha hecho una gran diferenciación de que las mujeres puedan acceder a la salud cuando no cuentan con los mismos recursos económicos. Por ejemplo antes mujeres que tenían recursos podían acceder a las ligaduras de trompas. Sancionamos la ley porque creíamos que la mujer humilde también podía acceder a este beneficio”.



El diputado del bloque Libres del Sur Carlos Martínez apoyó la iniciativa y señaló que la norma debe referirse a la salud pública como un sistema, no solo como salud pública, propuesta que fue aceptada.