Martes, 26 Junio, 2012 - 11:31

Aída Ayala: "un día para reconocer a los próceres radicales y a los militantes de la democracia"

Ayala, como presidente del Foro Nacional de Intendentes Radicales indicó “La UCR nació para cambiar el sistema que daba la espalda a las mayorías”.

Hoy los argentinos celebramos el 121º Aniversario de la Unión Cívica Radical que significa la celebración de todo un país, y no de una extracción política, por la trayectoria de un movimiento que ha sostenido los valores republicanos y la defensa del patrimonio nacional, como baluartes para la construcción de un país, en distintos momentos de la historia de la Patria.



La UCR nació como una expresión íntimamente ligada a “lo nuevo”, para cambiar el sistema político impuesto que daba la espalda a las mayorías en beneficio de unos pocos que definían el rumbo de un país. Llegar a consolidar un proceso democrático y participativo, donde los argentinos acudieran a las urnas para elegir a sus representantes conformó un largo trayecto y demandó la lucha de cientos de militantes contra el régimen oligárquico.



Pero el espíritu del radicalismo, que se hace más fuerte con cada caída, persistió en esos años difíciles y mantuvo los valores de igualdad, justicia social, honestidad, transparencia y defensa de las Instituciones del Estado que hoy…después de 121 años, nos acompañan en cada sueño y cada objetivo que nos guía para lograr el bien común.



Este centenario partido, integra una vital porción de la historia misma de la sociedad argentina como la conocemos. A fines del siglo XIX, la Argentina comenzaba a consolidarse como Estado y el gobierno estaba a cargo de una minoría que restringía la participación en los beneficios que producía la riqueza. Hombres como Leandro Alem e Hipólito Yrigoyen levantaron sus voces
y decidieron apostar al cambio. Hicieron suyas las banderas de las luchas por los marginados y sectores que no contaban con una representación estrecha a sus necesidades y anhelos de país.



Hoy el radicalismo nacional se encuentra ante un proceso de consolidación que se basa en la representación de los Gobiernos Locales, que son las representaciones primarias en los pueblos de la Argentina junto a los concejales y los militantes.



Desde el Foro Nacional de Intendentes Radicales trabajamos para profundizar un proceso de construcción que llevamos adelante los jefes comunales en cada una de las ciudades como células básicas de la democracia. Porque debemos defender la autonomía de los Municipios, el desarrollo de nuestras comunidades, de las regiones que conformamos y sobre todo, la generación de políticas sociales, económicas, financieras y culturales que conviertan a la Argentina en la Nación Federal que sus pueblos merecen.



Hoy es un día para reconocer a los próceres de la democracia como Yrigoyen, Alem y Alfonsín, pero sobre todo para remarcar la militancia silenciosa de millones de argentinos que siembran la semilla de la solidaridad, de la participación, del esfuerzo y de la mano tendida para lograr el Chaco y la Argentina de la dignidad y del desarrollo.