Martes, 26 Junio, 2012 - 07:17

Tras la reforma del BCRA
El Gobierno dispone cancelar deuda con reservas

Por decreto se estableció utilizar " reservas de libre disponibilidad" para pagar "la totalidad de los servicios de deuda con organismos financieros”.

Por medio de esta medida, el gobierno nacional solicita al Banco Central hacer uso de unos 2.000 millones de dólares para cancelar las obligaciones que vencen este año contraídas con organismos financieros internacionales.



En rigor, pide al BCRA que transfiera a cuentas del Tesoro Nacional, en una o varias operaciones, la diferencia entre los US$ 2.179 millones que necesita para cancelar los intereses de las deudas que mantiene con entidades del exterior y un remanente del Tesoro Nacional del año pasado registrado en US$ 95.351.973,83.



El decreto fundamenta el pedido recordando que así ahora lo dispone el Banco Central, tras la reforma de su Carta Orgánica, aprobada por el Congreso el 22 de marzo último.



“Que el artículo 6° de la Ley Nº 23.928 —modificado por la Ley Nº 26.739— dispone que las reservas del BCRA hasta el nivel que determine su directorio se aplicarán exclusivamente al fin contemplado en el inciso q) del artículo 14 de la Carta Orgánica de dicha Institución, y que las reservas excedentes se denominarán de libre disponibilidad, agregando que siempre que resulte de efecto monetario neutro, dichas reservas podrán aplicarse al pago de obligaciones contraídas con organismos financieros internacionales o de deuda externa oficial bilateral”.



El Ejecutivo explica además que está ejecutando “un proceso de desendeudamiento externo, que se reflejó con los decretos 297 (del 1 de marzo de 2010) y 276
(del 3 de marzo de 2011) mediante los cuales se dispuso la cancelación de la totalidad de los vencimientos de capital e intereses con organismos financieros internacionales correspondientes a los ejercicios fiscales de esos años con reservas de libre disponibilidad”.



Dicha política –sostiene el Gobierno en el Boletín Oficial de hoy- “se ha revelado eficaz para disminuir los costos de endeudamiento público, en el marco de la autonomía decisoria que caracteriza a la política económica nacional”.



En función de lo expuesto, añade que “en la medida que se cumpla el requisito previsto en el artículo 6° de la Ley Nº 23.928, modificado por la Ley Nº 26.739, se considera oportuno renovar los mecanismos conducentes al pago de los vencimientos con organismos financieros internacionales correspondientes al presente ejercicio fiscal mediante la aplicación parcial de reservas de libre disponibilidad”.



Según la administración de la presidente Cristina Kirchner, al cierre del ejercicio fiscal del año pasado “se registró un remanente no utilizado de recursos en cuentas del Tesoro Nacional de u$s 95.351.973,83 atribuible en gran medida a variaciones entre las tasas de interés y los tipos de cambio estimados y los finalmente aplicados a los financiamientos otorgados por los organismos financieros internacionales”, el cual también será empleado para el pago de los servicios de deuda con los citados organismos correspondientes al corriente ejercicio.



Es por ello que “considera pertinente” la cancelación de los servicios de deudas con vencimiento en 2012 “mediante la utilización de reservas de libre disponibilidad”, pero remarca que lo hará “entregando como contraprestación al Banco Central uno o varios instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro Nacional por hasta la diferencia entre el monto total de servicios de deuda con organismos internacionales y el monto de recursos al que se refiere el considerando anterior”.



Así, el BCRA recibirá instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro Nacional “consistentes en una o varias letras intransferibles por hasta un monto total de 2.083.648.026 dólares, a un plazo de diez años”.



Tendrá “amortización íntegra al vencimiento, que devengarán una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del Banco Central para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual. Los intereses se cancelarán semestralmente”.