Lunes, 25 Junio, 2012 - 20:49

Senadores y diputados nacionales expresaron su "repudio por la ruptura del orden democrático" en Paraguay

Las Cámaras del Congreso realizaron sesiones especiales, ocasión en que se aprobó un mismo texto consensuado entre las distintas fuerzas políticas.

La declaración, aprobada en las dos cámaras, expresa un "enérgico rechazo a la situación de ruptura del orden democrático y de la voluntad popular acaecida en la República del Paraguay por no haberse respetado las garantías del debido proceso y la defensa en juicio del Presidente Constitucional señor Fernando Lugo".



La particularidad de ambas sesiones es que sólo tardaron poco más de 10 minutos cada una: se leyó el mismo texto (por los presidentes de las respectivas Comisiones de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona en Diputados; y Daniel Filmus en el Senado).



En ninguno de los dos lados no hubo discursos alusivos porque fueron insertados por los legisladores en las versiones taquigráficas, se votó a mano alzada y por unanimidad y 168 diputados estaban presentes en la cámara baja, donde además se cantó el Himno Nacional Argentino, y alrededor de 50 senadores en la Alta. Los legisladores manifestaron su "solidaridad con el hermano Pueblo de la República del Paraguay al que nos unen profundos lazos históricos, políticos, económicos, culturales y de amistad" y el "compromiso del Parlamento Argentino en favor de la vigencia y consolidación de la democracia en el Paraguay y en toda la región".



Respaldaron "las acciones llevadas adelante por las autoridades del Mercosur en cumplimiento de lo estipulado en el Protocolo Constitutivo del Parlamento" del bloque, en los artículos 2º y 4º del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en esa misma institución, la República de Chile y la República de Bolivia".



"A los Jefes y Jefas de Estado para que en la Reunión Cumbre del MERCOSUR, a realizarse el 29 de junio de 2012 en Mendoza, se adopten las medidas que estimen adecuadas, tendientes a favorecer la vigencia de las cláusulas de compromiso democrático del MERCOSUR, UNASUR y OEA", pidieron.



En Diputados, Carmona saludó la presencia del renunciante embajador del Paraguay en Buenos Aires Gabriel Enciso, quien fue aplaudido por representantes de todos los bloques.

En el Senado, ocurrió algo similar cuando Filmus agradeció la presencia del senador paraguayo Sixto Pereira, quien se opuso a la destitución de Lugo.



Filmus indicó que "la unanimidad sin precedentes de todas las fuerzas políticas y el pueblo argentino entero" en expresar la solidaridad con el presidente depuesto.



Previo a la sesión del Senado, hubo una reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores de ese cuerpo, con la presencia de doce de sus quince integrantes, en la que el jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto, pidió que no hubiera oradores para evitar una sesión extensa.



El senador radical Luis Naidenoff, en su oportunidad, advirtió que el Congreso del país vecino "hizo uso de un instrumento que le da la constitución para llevarse por delante la decisión del pueblo paraguayo"; en tanto, la presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, aprovechó señalar que América Latina atraviesa un momento especial, con "situaciones" parecidas y con "actores" que "se repiten", por la actitud asumida por "la Iglesia, los medios monopólicos y el establishment".
Fuente: 
Agencia DyN