Lunes, 25 Junio, 2012 - 20:15

Un reclamo debatible, una posición sectorial

Si se piensa en la cantidad de chaqueños y argentinos que permanecen fuera del mercado laboral y los que son trabajadores informales, seguramente se apoyarán las políticas que desde el gobierno se orientan a crear trabajo,





Son diferentes niveles de análisis, si se piensa en la cantidad de chaqueños y argentinos que permanecen fuera del mercado laboral y los que son trabajadores informales, seguramente se apoyarán las políticas activas que desde el gobierno nacional y provincial se orientan a crear trabajo, a dinamizar la economía y la producción, en tanto se extienden la inclusión y los derechos.



Quienes desde la práctica sindical sólo priorizan la visión corporativa maximalista, con medidas extremas que llegan a los bloqueos y generan un ostensible daño a la economía y a la convivencia social, ignoran a sabiendas las políticas públicas
que nos permitieron desendeudar al país y poner en marcha la economía. El sindicalista docente no es ajeno a las miradas sesgadas, ya que en su momento se opuso a la modificación del nomenclador que generaba más equidad en la distribución del salario entre maestros y profesores por la tarea docente, convirtiéndose en abanderados de las asimetrías y desigualdades salariales. Coherente con esa postura y luego de haber cuestionado metodologías y conductas del camionero, hoy se sube a su caravana atacando al gobernador Capitanich por” no defender los intereses provinciales ante la Nación”.



Quienes como el camionero Moyano o el sindicalista docente Eduardo Mijno priorizan los beneficios para la cúpula mejor paga, con medidas extremas que llegan a los bloqueos y generan un ostensible daño a la economía y a la convivencia social, ignoran a sabiendas las medidas de gobierno que nos permitieron desendeudar al país y poner en marcha la economía. El sindicalista docente no es ajeno a las miradas sesgadas, ya que en su momento se opuso a la modificación nomenclador que generaba más equidad en la distribución del salario entre maestros y profesores por la tarea docente, convirtiéndose en abanderados de las asimetrías y desigualdades salariales. Coherente con esa postura y luego de haber cuestionado metodologías y conductas del camionero, hoy se sube a su caravana atacando al gobernador Capitanich por” no defender los intereses provinciales ante la nación”.



Federalismo discursivo sin sustento el de éste sindicalista que olvida que hace una década, cuando eran asesinados los militantes Kosteki y Santillán, el Chaco era considerado una provincia marginal e inviable por aquellas políticas neoliberales recesivas y de exclusión que concentraron la riqueza y entregaron el patrimonio nacional.



Las políticas de impulso del trabajo que permitieron recuperar 5.000.000 de puestos desde Néstor Kirchner a la fecha, la progresiva y continua mejora salarial del conjunto de los trabajadores, la vigencia de las paritarias, la recuperación de la AFJP y de YPF, el revolucionario plan de viviendas que anunció la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la construcción de 130 escuelas en la provincia son datos reales y objetivos que ignoran quienes solo proponen salidas individuales y confrontación.







(*) Subsecretario de Articulación Interinstitucional del Ministerio de Educación del Chaco