Lunes, 25 Junio, 2012 - 16:08

Desde la CGT aseguran que la del miércoles será una "movilización pacifica" y que adhieren "una treintena" de gremios

"Tenemos la certeza de que va a haber una gran movilización, hay compañeros que vendrán del interior del país” señaló Schmid.

La Confederación General del Trabajo (CGT) aseguró hoy que el paro nacional y movilización a la Plaza de Mayo convocados para el próximo miércoles a las 14 por el titular de la central obrera, Hugo Moyano, será "una gran movilización pacífica" a la que adhieren "una treintena" de gremios.



"Tenemos la certeza de que va a haber una gran movilización, hay compañeros que vendrán del interior del país y aprovechamos para garantizar que la marcha es una movilización pacífica, algo que los trabajadores están acostumbrados a realizar", señaló el vocero de la CGT, Juan Carlos Schmid.



El secretario general del gremio Dragado y Balizamiento, responsabilizó a "las autoridades" nacionales por cualquier situación "conflictiva" que se pueda generar "durante y en el transcurso del acto", tras advertir públicamente que Gendarmería nacional realizará controles en las rutas a micros que trasladen manifestantes desde el Interior del país, lo que generaría inconvenientes a la movilización.



En una conferencia de prensa en la sede de la calle Azopardo, Schmid confirmó que "hay una treintena de sindicatos que adhieren" al acto convocado por la CGT a Plaza de Mayo tras detallar que "los sindicatos se van a movilizar con anterioridad, el interior también".



El dirigente informó que entre los sindicatos que adhirieron a la medida de fuerza se encuentran los "bancarios, rurales, Unión Ferroviaria, pilotos, trabajadores marítimos y portuarios, Utedyc, Asociación Obrera Textil, calzado, municipales, seguro y docentes de la provincia de Buenos Aires".



"Antes de las 17 estará terminado el acto", estimó el vocero de la central obrera tras confirmar que Moyano será "el único orador".



La medida fue convocada por el jefe de la CGT, para reclamar al gobierno la eliminación del Impuesto a las Ganancias que reduce la capacidad adquisitiva de los salarios de los trabajadores y la suba del tope para las Asignaciones Familiares.



El dirigente aliado a Moyano recordó que "las últimas dos grandes movilizaciones" convocadas por la CGT años anteriores son prueba que los trabajadores cuando se movilizan "son pacíficos" y remarcó que en 2009 "hubo cientos de miles de trabajadores concentrados" en esta capital y "no hubo un solo incidente".



"De modo tal -señaló- que si no se los provoca, va a ser una movilización con total normalidad y serán las autoridades las que tendrán que garantizar no haya ninguna situación conflictiva durante y el transcurso del acto".



No obstante, Schmid advirtió que delegaciones de gremios del interior le acercaron informes que indican que "Gendarmería nacional va a hacer controles especiales" en las rutas a los micros que trasladen a manifestantes desde distintos puntos del país a la Plaza de Mayo, lo que podría dificultar su presencia en la plaza porteña.



En ese contexto, el dirigente moyanista pidió a los afiliados a los gremios que en caso de ser objeto de ese tipo de control en las rutas ordenado por el Gobierno nacional, "permanezcan en el lugar donde sean detenidos y se manifiesten pacíficamente al costado del camino, como una forma de expresar su apoyo y solidaridad con una agenda de la CGT que tiene ya casi un año de vigencia".



"Si hay demoras de tres horas en las rutas, ese contingente no llega", admitió el secretario de Capacitación de la CGT, quien apuntó, en conferencia de prensa en la sede de Azopardo 802, que "el acto se va a desarrollar a partir de las 14".
Fuente: 
Agencia DyN