Lunes, 25 Junio, 2012 - 13:58

Consumidores: ¡A estar atentos a los precios!

A los altos costos y la inflación que no da tregua, se suman casos en que el precio que figura en las góndolas no es el que terminan cobrando en caja.

En principio se pudo suponer que era un hecho aislado: un error, una equivocación de los repositores, pero no. En algunos de los grandes supermercados de Resistencia se repitió el mismo episodio.



Un comprador busca productos y se guía con el precio que figura en la góndola, pero al llegar a la caja el escáner marca un precio diferente. Más caro en la mayoría de los casos.



Esta "confusión" puede pasar desapercibida cuando se realizan grandes compras y la extensa lista de productos no permite identificar una variación de precio. También nos llegó el caso de una consumidora que notó la modificación a tiempo cuando la cajera marcó un costo mayor que el de la oferta y tras la discusión con la vendedora, "el cliente tuvo la razón".



Como esta variación no se da en una amplia gama de productos, el llamado de atención es para estar alertas y que en trajín cotidiano que incluye compras del super no se pierda de vista lo que marcan las cajas de cobro.