Lunes, 25 Junio, 2012 - 11:49

Cientos de chicos afectados
Denuncian paupérrimas condiciones en tres escuelas y un jardín de Pampa del Infierno

El diputado Livio Gutiérrez se reunió con padres de alumnos. Clases en salones prestados, falta de agua corriente y un establecimiento inhabilitado, algunas de las falencias.

El diputado de la UCR, Livio Gutiérrez,  mantuvo una reunión
con padres de las escuelas EGB N° 111, 1029 y 657 de la localidad de Pampa del Infierno. En la oportunidad recibió la preocupación de la comunidad educativa sobre la situación que se vive en las tres escuelas primarias y en el único Jardín de Infantes como así también por la demora en el cumplimiento del compromiso de concretar en este año el edificio de la escuela especial, el déficit de salones, bancos y escritorios.



Gutiérrez relató que “Los alumnos dan clases en salones prestados por templos evangélicos, comedores municipales, vecinos, edificios de jardines sin habilitar, realizan sus tareas sobre bancos improvisados, sillas plásticas, caballetes que funcionan a modo de escritorios, son edificios escolares con deficiencias en los sanitarios, en la provisión de agua potable apta para el consumo humano, llegándose al extremo de solicitar a los padres que donen a la escuela materiales como ladrillos y otros elementos para concretar la construcción de más salones de clases”.



“Existe un solo jardín de infantes para toda la población, por lo tanto en años posteriores años se fueron creando salas anexas que funcionan en edificios prestados en los distintos barrios con la consecuencia evidente de que no son salones construidos para que funcionen como jardín de infantes y no presentan los requerimientos indispensables como sanitarios adecuados, equipamiento para los más pequeños que inician su escolarización”.



“Asimismo en 2008 se creó la escuela especial pero aún no cuenta con edificio propio, funciona en salones prestados de la Casa del Sol sin las condiciones que se necesitan para atender a niños que necesitan cuidados especiales, hay una gran ausencia de un estado en el que
la inclusión social parece ser su eje pero solo en los discursos de funcionarios y el gobernador, en la práctica esto no se da, solo pasa a ser letra muerta”, finalizó el diputado.