Sábado, 23 Junio, 2012 - 18:05

Con colaboración policial
El Municipio clausuró un boliche tras quejas de vecinos

La clausura por falta de habilitación fue al local nocturno ubicado en San Lorenzo y Franklin, durante un operativo desarrollado en las primeras horas de este sábado.

Este procedimiento se realizó en este local y se debió recurrir a la intervención policial para permitir la labor del personal de la Dirección de Inspecciones Generales de la Comuna.



En el marco del programa “Alerta Resistencia”, el trabajo contó con la presencia del Subsecretario de Control Público Facundo Sampayo, la Jueza de Faltas Municipal Alicia Gutiérrez y personal de la Secretaria de Gobierno y de Inspecciones Generales.



Durante el mismo se produjeron algunos inconvenientes por parte de personal de seguridad y el responsable del pub que intentaron impedir el procedimiento. Ante tal situación fue necesaria la intervención de la Fiscalía de Investigación en turno y personal policial del Departamento Vigilancia Céntrica Integral dependiente del servicio de emergencias 911.



Una vez controlada la situación pudieron los inspectores municipales proceder a confeccionar el acta de clausura preventiva de este boliche por no contar con la correspondiente habilitación municipal.



Cabe señalar que este operativo responde al programa “Alerta Resistencia” y que se ejecutó ante los numerosos reclamos presentados por los vecinos de este sector de la ciudad.







Más controles

Por otra parte se llevaron a cabo esta semana diferentes controles en comercios que no cumplen con las ordenanzas establecidas en el marco del programa “Alerta Resistencia”. En consecuencia cuatro locales fueron clausurados por no contar con la respectiva habilitación comercial.



Estas medidas se efectuaron en base a datos de la Dirección de Industria y Comercio que constató que un corralón ubicado en avenida Chaco al 500 y dos zapaterías, una en Perón al 40 y otra en Ávalos al 800 aproximadamente no tenían habilitación municipal para realizar sus actividades.



Ante esta situación se notificó a la Subsecretaría de Control Público que verificó junto a la Dirección General de Inspecciones que procedieron a la clausura de locales. También el operativo incluyó a un comercio de servicio de catering con sede en Franklin al 450 aproximadamente.



A través de la Secretaria de Gobierno y de la Subsecretaria de Control Público informaron que se encuentran realizando relevamientos similares en las principales avenidas de la ciudad, que luego se extenderán hacia otras zonas.