Sábado, 23 Junio, 2012 - 12:30

Sobre destitución de Fernando Lugo
Capitanich repudió el "golpe en Paraguay" por atentar contra la democracia y la estabilidad política

El gobernador chaqueño lamentó la situación institucional de ese país y aseguró que “es necesario que los países democráticos sancionen este tipo de procesos”.

Jorge Capitanich lamentó la situación institucional por la que atraviesa la República del Paraguay luego de que el presidente Fernando Lugo fuera destituido ayer por el Congreso tras un dudoso e ilegítimo proceso de juicio político y advirtió que el hecho atenta contra la democracia y conspira contra la estabilidad política e institucional de la región.



“En Paraguay se violaron tratados internacionales y se propiciaron mecanismos de juicio político abreviados y sumarísimos por lo que constituye un golpe constitucional”, expresó.



De esta manera, el mandatario provincial advirtió que se trata de acciones deliberadas provenientes de grupos económicos concentrados que pretenden desestabilizar a gobiernos electos mediante mecanismos supuestamente “institucionales”.



Por ello, celebró la decisión de los gobiernos democráticos de la región que han establecido estrategias sancionatorias para impedir la expansión de procedimientos inconstitucionales y resaltó la necesidad de definir una política exterior al respecto en pos de preservar la democracia y la estabilidad política e institucional respetando la voluntad del pueblo.



Los gobiernos democráticos de
Argentina, Brasil, Bolivia, Venezuela y Ecuador desconocen al nuevo Gobierno paraguayo y sugieren expulsar al país del Mercosur y la Unasur. En tanto, la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner aseguró que la Argentina no reconocerá al Gobierno de Federico Franco ni convalidará el golpe de Estado en Paraguay.