Viernes, 22 Junio, 2012 - 20:05

Asumió Federico Franco como presidente de Paraguay: no adelantará las elecciones

No convocará a elecciones anticipadas sino que completará el mandato hasta agosto de 2013, afirmó que toda su vida fue una persona convencida de la cuestión democrática.



Tras cantar el himno nacional, el presidente del Senado, Jorge Oviedo, tomó juramento y el nuevo mandatario fue ovacionado por los senadores liberales.



"La República vive momentos difíciles y, en estos momentos y en estas circunstancias, Dios y el destino quisieron que asuma la Presidencia", fueron las primeras palabras del jefe de Estado paraguayo. "La única manera de salir adelante es entendiendo que todos los sectores deben construir el país", agregó.



Franco, que no convocará a elecciones anticipadas sino que completará el mandato hasta agosto de 2013, afirmó que toda su vida fue una persona convencida de la cuestión democrática. "Hoy, ante este honorable Congreso, vengo a ratificar mi voluntad de respetar el derecho, la vigencia de los derechos humanos y el compromiso de cumplir las deudas asumidas", señaló.



"Esta transición que iniciamos se realiza dentro del orden constitucional y en absoluto respeto a las leyes y de ninguna manera pone en riesgo la democracia. Doy las garantías de que mi gobierno mantendrá un trato respetuoso de las leyes", agregó en referencia a las críticas realizadas por Unasur, organismo que no reconocerá el nuevo gobierno.



El ahora presidente paraguayo insistió en que llegó al cargo "mediante un mecanismo constitucional". "No tengo resentimientos ni rencores", subrayó.



En su discurso, señaló que no interrumpirá las políticas que llevaba adelante Fernando Lugo pero sí que impulsará una agricultura sostenible y el reparto de tierras para que no sucedan hechos como la matanza en Curuguaty.



También impulsará al sector energético para logar utilizar la energía generada en las hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá y "que nadie tenga que ir al extranjero a buscar trabajo".





¿Quién es Federico Franco?



El vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, designado como presidente de Paraguay tras la destitución de Fernando Lugo, llegó a integrar la fórmula que triunfó en las elecciones de abril 2008 como parte de la gobernante Alianza Patriótica para el Cambio por pertenecer al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), principal fuerza de la coalición.



Admirador de figuras como José María Aznar, Franco tiene una clara cercanía ideológica con las tesis neoliberales.



Desde el momento en que llegó a la vicepresidencia se creó un distanciamiento entre él y Lugo, con quien fue muy crítico y aunque tuvieron momentos de mayor acercamiento, encabezaba una fracción del PLRA que favorecía la salida de la coalición.



A punto de cumplir 50 años, Franco, quien asumió la vicepresidencia el 15 de agosto de 2008 junto a Lugo, desplegó su profesión de médico cirujano a partir de 1986, cuando se graduó en la Universidad Nacional de Asunción, su ciudad natal.



Casado y con cuatro hijos, comenzó su carrera política como militante del PLRA hasta que en 1991 fue electo concejal de la municipalidad de Fernando de la Mora, cargo que ejerció hasta 1996, cuando ganó la intendencia de esa localidad, según consta en su perfil de la página web de la Presidencia de Paraguay.



Tras ser gobernador del Departamento Central, entre 2003 y 2008, Franco asumió la vicepresidencia por la fórmula de la Alianza Patriótica para el Cambio. El PLRA había bajado su binomio para acompañar a Lugo, pero le impuso al segundo de la fórmula a cambio de su estructura partidaria.



Ejerció varios cargos ejecutivos municipales en Asunción, gracias a los que fue miembro de la Organización Latinoamérica de Gobiernos Intermedios y del foro regional Mercociudades.



Fuente: Télam