Viernes, 22 Junio, 2012 - 15:27

El Justicialismo chaqueño firmó un documento de respaldo a CFK y de compromiso con el modelo nacional

Lo hicieron en una reunión realizada en la sede del Partido Justicialista, encabezada por su presidente Jorge Capitanich.

El Consejo, Congreso Provincial, intendentes y diputados nacionales y provinciales del PJ expresaron su “pleno respaldo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al gobernador Jorge Capitanich y pidieron prudencia y responsabilidad social a los sectores que, sin justificación, lanzaron un duro plan de medidas de fuerza, que perjudican a la sociedad en su conjunto”.



En una reunión realizada en la sede del Partido Justicialista, el justicialismo en su conjunto, encabezado por su presidente Jorge Capitanich, analizó la situación nacional y provincial y decidieron la redacción de un documento que expresa “el compromiso de militancia al modelo nacional y provincial y de completo apoyo a los gobiernos nacional y provincial”. Así también el gobernador pidió deponer actitudes que “pueden hace perder oportunidades a la Argentina de convertirse en un gran país, con crecimiento económico”.



El documento surgió como respuesta a los distintos sucesos ocurridos ayer en el país con el bloqueo de refinerías por parte del gremio Camioneros y las agresiones a funcionarios provinciales, que se vivieron en el corte de ruta protagonizado por un grupo de productores y además para ratificar su pleno respaldo a las conducciones nacional y provincial.



Los dirigentes justicialistas destacaron “la capacidad de diálogo que tiene nuestro gobernador Jorge Capitanich. Sabemos que este gobierno todo el tiempo fomenta el diálogo y cómo se atiende en esta provincia a los sectores más vulnerables”.



El documento justicialista resalta
“nosotros hemos hecho del trabajo y del trabajador los ejes de nuestro pensamiento y de nuestra acción de gobierno. Durante los gobiernos justicialistas hemos hecho respetar los derechos de los trabajadores y nadie puede discutir, desde el gobierno del presidente Juan Domingo Perón, que este gobierno conducido por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha devuelto la dignidad a los trabajadores argentinos, no solo por la recuperación del salario, sino por los más de 5 millones de puestos de trabajo creados y los más de 1.500 convenios colectivos de trabajo realizados”.



“Cuando recibimos este país en llamas y al borde de la disolución, en 2003, no había nada que discutir, solo la mera lucha por la subsistencia. Hoy, gracias a haber devuelto el trabajo a los argentinos podemos discutir salarios, condiciones laborales y derechos. Nos parece muy bien que todos los días se luche por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores argentinos, pero ésto no debe ser territorio de disputas sectoriales-políticas que nada tienen que ver con elevar la calidad de vida de todos los argentinos”.



LLAMAMIENTO A LA RESPONSABILIDAD Y A LA PRUDENCIA


Participaron del encuentro, el jefe del PJ, Jorge Capitanich; el secretario General Julio Sotelo, los intendentes Aldo Leiva, Hugo Sager, Gabriel Ninoff; la diputada nacional María Inés Pilatti Vergara; el presidente del Bloque de Diputados Justicialistas, Ricardo Sánchez; la vicepresidenta Primera de la Legislatura, María Lidia Cáceres y las diputadas Mirta Morel y Gelser .

También asistieron los Ministros de Gobierno y de Educación, Juan Manuel Pedrini y Francisco Romero, respectivamente; la presidenta del Instituto de Cultura, Silvia Robles, los subsecretarios Roberto Lugo y Cacho Quiroz. Se sumó además Enrique Paredes, secretario General de la UOM.



En el documento, hicieron un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad ante
“un recrudecimiento de posiciones intransigentes que rehuyen el diálogo que el gobernador Capitanich viene auspiciando para arribar a soluciones. Nuestro Gobernador se preocupa y ocupa de forma constante en resolver las demandas planteadas”.



“Reiteramos que es histórico nuestro respeto por las luchas sindicales pero también debe cumplirse para todos el respeto a la ley y a la convivencia social. La negociación paritaria es el ámbito para discutir los salarios. Esa es una instancia por la que el peronismo peleó desde el primer gobierno de Juan Perón. También solicitamos prudencia en el ejercicio de estos reclamos, evitando situaciones de agresión o violencia hacia la ciudadanía”.



“La obstaculización del tránsito, el afectar los derechos de la mayoría sin motivos razonables y con carencia de fundamentos claros, no abona a la construcción de un país que necesita el aporte de todos los sectores, sino a las divisiones que solo benefician a los verdaderos enemigos del Pueblo. No podemos confundirnos en este punto. Nosotros somos compañeros y aliados en una causa común, que es la causa del pueblo”.



“DENTRO DE LA LEY TODO, FUERA DE LA LEY NADA”

Por su parte, el jefe partidario y gobernador Jorge Capitanich puntualizó algunos aspectos al marcar que “el sindicato de Camioneros triplicó su número de afiliados, como producto de la actividad económica de este modelo, pasando de 100 mil a tener
hoy 300 mil afiliados. Esto implica el crecimiento de la actividad económica como indica el intercambio y transporte de carga de mercancías en todo el país”.



Subrayó que “no conozco una movilización en la historia de la humanidad por el mínimo no imponible. Los grandes conflictos de la humanidad no están asociados a un mínimo no imponible. El impuesto a las ganancias lo pagan personas jurídicas (como las empresas) y físicas”. “No es cierto que un incremento salarial no guarda relación con el impuesto a las ganancias, pero no es una bandera
que implique una movilización y medidas de acción directa como bloqueo de plantas, no se puede tolerar desde el punto de vista democrático”.



Capitanich marcó claramente que “el Estado no debe reprimir, debe tener mayor nivel de tolerancia con los excluidos y con los argentinos y argentinas que requieren inclusión social.
No le podemos pedir a un excluido la misma responsabilidad que a un dirigente sindical. El mismo Perón cuando diseña el modelo de relaciones laborales, planteo el marco regulatorio por parte del Estado de las relaciones laborales”.



“No hay ningún conflicto social en el que no deba mediar el Estado. Está para mediar entre el caos y la anarquía, en un Estado democrático, con el cumplimento de derechos y deberes básicos. Dentro de la ley todo, fuera de la ley, nada” dijo Capitanich.



“Estamos- expresó Capitanich- ante una gran oportunidad para la Argentina. No podemos desperdiciar por problemas personales, sectoriales o rencores la oportunidad de convertirnos en uno de los mejores países del planeta, no podemos permitirnos una nueva frustración. Tenemos que abroquelarlos y discutir lo que nos falta pero no para desperdiciar las oportunidades, que no sobran. Muchas veces nos pelamos por cosas intrascendentes, sufren los que no tienen voz. Pero nosotros que tenemos responsabilidades, debemos trabajar y generemos conciencia colectiva de lo que significa un proyecto nacional y popular. Yo pongo la cara porque estoy convencido de que éste es el camino y entonces milito en la defensa de este proyecto”.