Jueves, 21 Junio, 2012 - 12:12

Todas las ramas del Sindicato de Camioneros

Son 15 ramas las que abarca el gremio. Se estima que en total son unos 200.000 los choferes afiliados al sindicato.

Si bien no hay cifras oficiales, se estima que en total son unos 200 mil los choferes afiliados al sindicato, aunque no hay una discriminación certera sobre el ámbito al que pertenece cada uno.



El 17 de noviembre de 1965, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y de Transporte de Cargas obtuvo la personería jurídica, abarcando una serie de áreas que se fue ampliando con el correr de los años.



El detalle de cada uno de los sectores que abarca el gremio:



RAMAS HISTORICAS



- Larga distancia



- Transporte pesado de Larga distancia



- Transporte pesado y grúas móviles.



La importancia de estas tres ramas creció fuertemente a partir del proceso de destrucción del sistema ferroviario de cargas que tuvo su corolario durante los dos gobiernos de Carlos Menem. En un país con la extensa geografía como la de la Argentina, es fundamental una red de transporte que pueda llegar a todos los rincones, garantizando la provisión de bienes.



-Transporte de combustibles líquidos: su importancia se está viendo en estos días, con el grave faltante de combustibles que se dan en las estaciones de servicio.



Pero además, el sistema productivo argentino tiene un fuerte componente de petróleo: el 35% de la generación eléctrica del país utiliza combustibles líquidos, y también el 51% de la de gas natural. Si se extienden las medidas de fuerza, el sector industrial podría sufrir serias consecuencias.



-Transporte de caudales: el fin de semana pasado hubo algunos inconvenientes para conseguir dinero en los cajeros automáticos por el paro de esa rama del gremio, que garantiza el traslado del dinero desde los bancos.



-Transporte de clearing y carga postal: un paro en esta rama puede generar demoras en la acreditación de cheques depositados en los bancos.



-Transporte y distribución de diarios y revistas: el año pasado, en pleno conflicto del Gobierno con algunas empresas periodísticas, Moyano dispuso el bloqueo de la salida de varias publicaciones, que no llegaron a los puestos de diarios.



-Recolección y compactación de residuos y barrido y limpieza de calles y bocas de tormenta: otra área más que conflictiva. Un paro en esta área genera graves complicaciones en las ciudades más grandes del país, que generan una considerable cantidad de basura a diario. La ciudad de Buenos Aires lo sufrió el año pasado en varias oportunidades.



-Distribución de Aguas, Cervezas y Gaseosas



-Operaciones logísticas, Almacenamiento y distribución: fue el eje del conflicto que en los últimos años Moyano mantuvo con el gremio de Mercantiles que conduce Armando Cavallieri. Podría dificultar la reposición de productos en almacenes y supermercados.



-Expreso, Mudanzas y encomiendas: el área donde comenzó su trabajo Hugo Moyano en Mar del Plata.



-Transporte y logística para la actividad petrolera: no sólo Camioneros tiene injerencia sobre la distribución de combustibles, sino también en el transporte del crudo, lo que afectaría directamente a la actividad.



-Transporte de automóviles



-Transporte internacional



-Transporte de materiales peligrosos: podría complicar a los grandes centros de salud, que producen gran cantidad de este material a diario.



La importancia económica del transporte



El sistema de transporte es clave en la economía de un país. El costo del traslado representa un fuerte componente del precio final de un bien, que repercute en todo el sistema productivo. En la Argentina, se estima que la erogación en transporte alcanza el 25% del PBI, del cual cerca del 85% lo transportan camiones, que a su vez es el sistema más caro.



En tanto, el 12% se transporta en ferrocarriles, a un costo sensiblemente inferior, y el 3% en barcazas, el más barato.



La Argentina había desarrollado durante el siglo XX un sistema de transporte mixto, con un fuerte contenido ferroviario por sobre el transporte terrestre, además de la importancia del sistema fluvial.



Pero durante la década de 1990 el gobierno de Carlos Menem inició un proceso de destrucción del sistema ferroviario, que implicó un fuerte crecimiento en la importancia del sistema de transporte terrestre, con el consecuente crecimiento del gremio de Camioneros.



La figura de Hugo Moyano creció a partir del fuerte vínculo que trazó con Néstor Kirchner desde la asunción de su gobierno en mayo de 2003. Camioneros se convirtió en el "gremio estrella" del kirchnerismo, en un ida y vuelta que les permitió a ambos autoalimentarse políticamente.



Año a año Moyano fue consiguiendo cuantiosos beneficios para su gremio, que con el famoso "reencuadramiento" logró atraer otras ramas que poco o nada tienen que ver con los camiones propiamente dichos.



Así, la mayoría de quienes trabajan en áreas vinculadas al transporte, aunque no realicen tareas específicas de esa actividad, fueron absorbidos bajo la órbita de su gremio, que pasó a ser conducido por su hijo Pablo Moyano.



La muerte de Néstor Kirchner fue el principio del fin de la relación de Moyano con el kirchnerismo. Con el correr de los meses, la distancia entre la CGT y Cristina Kirchner se fue ampliando, hasta el punto de que hoy ambos están enfrentados en un conflicto que pone en vilo a la sociedad toda.
Fuente: 
Infobae