Jueves, 21 Junio, 2012 - 08:00

España, cerca de formalizar el rescate bancario

Lo haría este jueves, durante una reunión del Eurogrupo. Antes se conocerán las auditorías independientes sobre la situación de las entidades.

Madrid no consigue disipar el temor de que necesite un rescate global de su economía. Hubo protestas masivas



"España no necesita ser rescatada", aseguró este miércoles el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, llamando a reforzar Europa ante la crisis de la deuda. Pero, la incertidumbre en los mercados, que están imponiendo al país unas tasas alarmantes que el lunes superaron el 7% para financiarse a largo plazo, hizo resurgir inevitablemente el espectro del rescate para la cuarta economía de la zona euro.



Tras haber pagado el martes unas tasas muy elevadas a medio plazo, Madrid volverá el jueves al mercado de la deuda para captar entre 1.000 y 2.000 millones de euros. Un ejercicio peligroso, incluso después de que el mercado de deuda se relajase el miércoles. La prima de riesgo -el sobrecoste que paga para financiarse respecto a Alemania- bajó hasta 505 puntos, mientras el interés de los bonos españoles a diez años retrocedía a 6,701%.



Los países de la zona euro dieron una primera respuesta a la crisis el 9 de junio con un acuerdo para conceder una ayuda de hasta 100.000 millones de euros para sanear su sector bancario, asfixiado por su exposición a la construcción. Este acuerdo de principio no ha bastado para traer tranquilidad, mientras que Madrid, presionado en la reunión del G20 para que concrete su petición de ayuda, espera la publicación de dos auditorías de sus bancos para hacerlo.



Ahora, parece que el culebrón llega a su fin: el jueves, las dos auditoras independientes, la alemana Roland Berger y la estadounidense Oliver Wyman, deben publicar sus respectivos informes. El mismo día, según una fuente diplomática europea, Madrid debería poner una cifra oficial a su petición, durante una reunión en Luxemburgo de los ministros de Finanzas de la zona euro.



Sin embargo, todavía no se decidió nada, afirmó otra fuente gubernamental española. "Estamos negociando las condiciones de la línea de crédito", precisó.



Preocupación sobre un posible rescate global

La suma solicitada podría estar entre 60.000 y 80.000 millones de euros, consideraba el miércoles el diario español Expansión. Esta ayuda llegará bajo la forma de un préstamo inyectado en el fondo público español de apoyo a los bancos, lo que supondrá acrecentar la deuda del país.



De ahí el clima de pánico en el mercado, que ha reactivado las preocupaciones en torno a un eventual plan de rescate global para España, como los que recibieron Irlanda, Portugal o Grecia.



"El rescate de los bancos no solucionará los problemas presupuestarios más amplios", señala Jonathan Loynes, economista jefe para Europa de Capital Economics. "Un rescate del país es inevitable", considera.



Pero, en el caso de España, que representa el 12% del PIB de la zona euro, tal escenario tendría un coste muy diferente a los rescates griego, portugués o irlandés y podría alcanzar los 500.000 millones de euros.



Esta factura vendría acompañada de nuevas exigencias de austeridad en un momento en que el país, en recesión y con una tasa de desempleo del 24,44%, intenta reducir su déficit público del 8,9% del PIB al 5,3% este año.



PROTESTAS

Los españoles volvieron a salir a las calles el miércoles para expresar su preocupación, en manifestaciones convocadas por los grandes sindicatos en 60 ciudades.







Decenas de miles de personas desfilaron, principalmente en Madrid y Barcelona, contra las políticas de rigor, en defensa de los servicios públicos y contra el rescate bancario.



Porque, aunque Madrid asegura oficialmente que la ayuda a los bancos no implicará un esfuerzo de austeridad adicional, el FMI, que participará en la supervisión del plan de ayuda, ya dio unas primeras instrucciones, como una subida del IVA y reducir el salario de los funcionarios.



Los detalles de la ayuda a España se plasmarán en todo caso a lo largo de una apretada agenda para la zona euro: reunión del Eurogrupo el jueves y minicumbre de Italia, Alemania, Francia y España el viernes en Roma, antes de la cumbre europea del 28 y 29 de junio.
Fuente: 
Infobae