Miércoles, 20 Junio, 2012 - 10:32

Sigue el corte en la R16
"Con cinco minutos que baje el gobernador se descomprime todo"
Desde las 10, productores debaten si extender el corte a la R11 y el puente Chaco-Corrientes

Anoche estuvieron Roberto Lugo y Juan Manuel Pedrini. Hay 50 millones para fin de mes y 200 para principios de julio, pero la oferta no cierra.

El subsecretario de Seguridad, Roberto Lugo, estuvo “casi toda la tarde” en la ruta dialogando con los productores que protagonizan el bloqueo en proximidades de la rotonda de Sáenz Peña. Por la noche el ministro de Gobierno Juan Manuel Pedrini llevó la oferta de Capitanich para descomprimir la protesta y avanzar en la resolución de la emergencia agropecuaria: $ 50 millones para el 28 o 29 de junio y $ 200 millones a partir del 5 de julio. Ni Lugo ni Pedrini tuvieron suerte.



SIN INTERLOCUTORES

En diálogo con Diario Chaco, el dirigente de FAA Roberto Polich advirtió que la oferta “no soluciona nada” pero negó que hubiese cerrazón por parte de los manifestantes: “Ellos quieren escuchar al gobernador”, explicó.



Por su parte, el productor Nicolás Uzelak recordó que a la emergencia causada por la sequía se suman otras urgencias. En unos veinte días comienza la temporada de siembra de girasol, que exige la provisión de herbicidas para combatir malezas. En ese sentido, marcó la contradicción de que se espere una producción de alrededor de 400 mil hectáreas sembradas, vale decir, más materias primas y aportes al Estado, pero que los créditos “no aparezcan”.



Meses atrás, los productores que sostienen el bloqueo estaban en una situación favorable para proyectar la campaña de este año; hoy, a causa de la sequía, la situación es otra: “Esta gente no tiene ni para comer, es la pura y cruda realidad”. “Hay productores del centro del Chaco, de Villa Ángela, de Tres Isletas, de Castelli; se fundió todo antes de que empezaran a cargar”.



“La gente está nerviosa: hay plata para todos menos para el sector agropecuario”, analizó. El escenario es complejo: “La gente quiere hacer trigo pero no hay a quién venderle porque están cerradas las exportaciones”.



“Nosotros queremos estar en casa, en este día patrio; no acá. Quiero homenajear el día de mi bandera y tengo que estar acá”,
lamentó Uzelak.



“NO ATAJAMOS A NADIE”

El productor rechazó además versiones periodísticas que indicaban que los productores habían impedido que el gobernador Jorge Capitanich pudiera atravesar la zona del corte para participar de una serie de actividades en la localidad de Roque Sáenz Peña.



“Es una locura, estamos pidiendo por todos los medios que el gobernador baje a dialogar con nosotros; mire que lo vamos a atajar”, se quejó. Además, propuso, “si ahora está en Fuerte Esperanza, puede bajar con el helicóptero acá y conversar con nosotros; él nos conoce y sabe que somos buena gente”.



O SE AGUDIZA O SE LEVANTA

Tanto Polich como Uzelak aclararon que aunque la oferta planteada ayer por Pedrini “no resuelve las cosas”, “si viene el gobernador y nos dice ´no hay plata´, nosotros lo vamos a entender: con unas sencillas palabras se soluciona”.



En efecto, la intervención “en persona” del mandatario sería una de las razones por las cuales la asamblea que comenzó hace minutos podría levantar la protesta. En cambio, de no darse el encuentro “se agrava la cosa” y evaluarían duplicar los bloqueos en un punto a definir de la Ruta Nacional 11 y en el acceso al puente interprovincial General Belgrano. Temen, no obstante, que se esté buscando agudizar el conflicto enfrentando al sector agropecuario con el resto de la sociedad.



Esta mañana había unas cincuenta personas en el corte de la Ruta 16, aunque ayer llegaron a aglutinarse alrededor de 600, según los organizadores. “Había de todo, tractores, cosechadoras, máquinas, y muchos productores de varios puntos de la provincia. Lamentablemente, todavía hay productores de acá cerca que prefieren quedarse cómodos en la casa, y después pasar por el banco cuando esté la plata para empezar a sembrar”.



Finalmente  indicaron que a partir de las 10 permitirían el paso de camiones, pero que dependiendo del resultado de la asamblea y de la respuesta oficial, el corte seguiría por tiempo indeterminado.