Martes, 19 Junio, 2012 - 20:48

Paro de camiones en todo el país por 72 horas
Sigue el cruce entre el gobierno y camioneros: "No es cuestión de ver quién es más macho", dijo Boudou

El vicepresidente insistió en que aplicarán la Ley de Abastecimiento. Moyano hijo le pidió a Boudou “que de explicaciones sobre las causas en que está imputado”.

El Sindicato de Camioneros decidió hoy desoír la conciliación obligatoria dictada por el Gobierno, nacionalizó el paro que se hará por 72 horas y desafió al vicepresidente Amado Boudou, que amenazó en nombre del oficialismo con aplicar la "ley de abastecimiento".



Por esta dura postura, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, advirtió que Camioneros podría sufrir "severas sanciones económicas" y calificó de "actitud provocativa" desoír la conciliación obligatoria.



"Creo que hay por lo menos una baja comprensión del contexto mundial y además diría que es una actitud provocativa", aseveró Tomada y agregó que el paro nacional "tiene un componente que llama la atención por lo menos".



Anunció que "deberán soportar las debidas sanciones" y afirmó que "el no acatar la conciliación obligatoria implica por lo menos sanciones económicas severas porque están generando una zozobra en la población que es absolutamente innecesaria".



"Hemos declarado un paro de 72 horas", afirmó por su parte el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, quien confirmó la huelga "en todo el país" y desafió al vicepresidente Amado Boudou al asegurar que "salió del sarcófago. Si tiene lo que tenemos los hombres" que los lleven "presos".



La medida de fuerza incluyó bloqueos a plantas de YPF en San Lorenzo, Santa Fe; y en Monte Cristo, Córdoba, mientras que por la noche se comenzaron a registrar colas en estaciones de servicio ante el temor de que faltasen combustibles.



Previo a la ratificación de las medidas de fuerza en dieciocho provincias, Boudou advirtió que si no hay "normalidad y tranquilidad" en el conflicto con el gremio de Camioneros, que reclama un aumento salarial del 30 por ciento, se aplicará "la ley de abastecimiento".



"Hay 15 días (dispuestos por la conciliación obligatoria) para discutir salarios con normalidad y paz social", afirmó, pero advirtió que "si no logramos que haya normalidad y tranquilidad, el Gobierno va a aplicar la ley de abastecimiento" para garantizar el transporte de las mercaderías.



Boudou, quien está a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje de la presidenta Cristina Fernández a la VII Cumbre del G-20, puntualizó que "en un marco de discusión (paritaria), consideramos que no debe haber sorpresas para la sociedad".



Estas declaraciones provocaron el enojo de los sindicalistas y hasta del propio líder de la CGT, Hugo Moyano, quien replicó: "No nos van a asustar, no vamos a retroceder" en reclamos salariales.



"Este señor no aplicó la ley de abastecimiento cuando se le dio el aumento del cien por ciento a los legisladores y sale ahora a amenazar con aplicar la ley de abastecimiento ante un reclamo salarial justo, pero no nos van a asustar, no vamos a retroceder y vamos a seguir luchando", advirtió.



Además, amenazó que "en un futuro no muy lejano, todos los trabajadores vamos a movilizarnos para reclamar por más fuentes de empleo y por nuestros derechos".



El gremio reclama un incremento salarial del 30 por ciento sumado a un bono de entre 3.000 y 4.000 pesos no remunerativos.



En este contexto, desde el Ministerio de Trabajo evitaron dar información respecto a la futura postura de esa cartera según se informó a esta agencia, aunque recordó que si no se acata la conciliación obligatoria "se corre el riesgo de perder personería gremial".



Si bien el sindicato había acatado en un principio la medida dispuesta por la cartera laboral y había levantado el paro programado por la rama de transporte de combustible, el secretario adjunto del gremio confirmó un "paro por 72 horas" a partir de hoy en "todo el país".



"Si tiene lo que tiene que tener, que nos metan presos", lanzó Pablo Moyano, cuestionó la "política de asfixiar a los trabajadores por parte del gobierno" y aseveró que "hace un año que no hay conversaciones con la presidenta (Cristina Fernández) ni con el ministro ni con ningún funcionario del gobierno".

Al ser consultado sobre la advertencia de Boudou, quien afirmó que el gobierno aplicará "la ley de abastecimiento", Moyano retrucó: "Salió del sarcófago, hace rato que no lo escuchábamos a este señor. Si tiene lo que tenemos los hombres que nos metan presos" por convocar al paro pese a la conciliación obligatoria.



Poco después del mediodía, el Sindicato de Camioneros bloqueó la salida de combustible de la refinería de YPF, ubicada en la ciudad de San Lorenzo, a 18 kilómetros al norte de Rosario.



También los recolectores de residuos decidieron realizar un paro por tiempo indeterminado, en solidaridad con sus colegas.



En la localidad cordobesa de Monte Cristo, se realizó un bloqueo en una planta de YPF, según informó Horacio García, secretario gremial del Sindicato de Camioneros de Córdoba.



El gremio reclama además que se elimine el pago del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores y los topes para el cobro de asignaciones familiares