Martes, 19 Junio, 2012 - 11:33

Desarrollo Social reforzó entrega de colchas térmicas y calefactores

Fueron distribuidas en cinco instituciones de internación de niños y adolescentes.

Además, 20 calefactores fueron destinados a las residencias de adultos mayores San José y Nuestra Señora de la Esperanza.



A poco del inicio del invierno, el Ministerio de Desarrollo Social refuerza los mecanismos de protección para niños, niñas, adolescentes y adultos mayores que residen en instituciones de internación. Las tareas son coordinadas por las Subsecretarías de Niñez, Adolescencia y Familia, y la de Integración Colectiva.



En esta línea, se realizó la entrega de colchas térmicas, ropa de abrigo y toallones a los hogares de adolescentes Construyendo Futuro,
Sueño de Luz y a los pequeños hogares 1, 2 y 3.



De esta manera, la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, que conduce Mariela Dolce, enfatiza en la contención y en la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, de manera integral a fin de fortalecer su desarrollo para poder llevar a cabo una óptima calidad de vida.



Por otra parte, la cartera social trabaja fuertemente en la atención integral a adultos mayores, a través de la Subsecretaría de Integración Colectiva, que coordina Néstor Fantín. En la ocasión, junto con la directora de Adultos Mayores, Wally Solís, se proveyeron 20 calefactores a las residencias San José y Nuestra Señora de la Esperanza, con el propósito de garantizar un ambiente cálido para los adultos mayores durante el período de tiempo en el que se registren
bajas temperaturas. Estas tareas se suman a controles sanitarios periódicos a los residentes de estas entidades para prevenir y atender enfermedades vinculadas con el frío.



TRABAJO EXHAUSTIVO

Estas acciones se suman a otras que implementa el Ministerio de Desarrollo Social para la protección y atención de grupos vulnerables en toda la provincia.



En esta línea, la cartera social cuenta con un equipo interdisciplinario que actúa en la contención de niñas, niños y adultos en situación de calle. A través de la Línea 102
se reciben denuncias de abuso, extravío, abandono, trabajo infantil, violencia familiar y situación de calle de niños, niñas y adolescentes. Además, en los operativos que se realizan diariamente por la noche lo que se busca también es
concienciar a adultos mayores sobre los riesgos de pernoctar en la calle. Para ello, la cartera cuenta con el parador nocturno “Padre Carlos Mugica”, donde los adultos pueden higienizarse, acceder a prestaciones alimentarias y contar con una institución cálida para refugiarse de las bajas temperaturas, mientras que aquellos que desean permanecer en la calle, se les proporciona ropa y abrigo.