Martes, 19 Junio, 2012 - 09:05

Cromañón: con alegatos de la querella reanuda el segundo juicio

La audiencia de este martes está prevista para las 9.30, en Tribunales de Comodoro Py. El siniestro se produjo en 2004 y ocasionó 193 muertes.

El segundo juicio por la tragedia en el boliche República Cromañón, será en el Salón de Usos Múltiples los tribunales de Comodoro Py 2002, en el barrio porteño de Retiro.



El abogado Patricio Poplavsky será el primero en alegar ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 24 de esta Capital Federal y luego lo hará el letrado Marcelo Parrilli.



Con las exposiciones de estos dos abogados terminarán los alegatos de la querella y en una nueva audiencia los jueces del tribunal, María Cecilia Maiza, Marcelo Alvero y Raúl Llanos,
escucharán la acusación de los fiscales Jorge López Lecube y José María Campagnoli.



Y, por último, una semana después, será el turno de los defensores.



El jueves último, el abogado José Iglesias, quien representa a la mayoría de las víctimas, pidió una pena de 26 años de prisión para Rafael Levy, dueño del local donde funcionaba el boliche República Cromañón, y de 11 para el comisario de la zona, Gabriel Sevald.



Iglesias, cuyo hijo Pedro murió en la tragedia, le imputó a Levy el delito de "estrago doloso en concurso real con cohecho activo" al responsabilizarlo directamente del incendio y de pagar coimas para que el local de Bartolomé Mitre al 3000, en el barrio porteño de Once, no fuera controlado por la Policía Federal.



En tanto, entendió que Sevald, a cargo de la seccional 7ma. al momento del incendio, fue autor de cohecho pasivo, recibir coimas para no controlar el predio, en concurso real con estrago culposo, es decir, sin intención.



Para el ex secretario de Seguridad porteño Juan Carlos López, el ex funcionario de mayor rango que llegó a juicio por este caso, Iglesias solicitó cinco años de cárcel por "incendio culposo seguido de muerte".



Igual pena reclamó para el segundo de López, el ex subsecretario de Seguridad Enrique Carelli, y para el ex director de Seguridad Privada Vicente Rizzo.



La tragedia ocurrió el 30 de diciembre de 2004, cuando el grupo de rock Callejeros tocaba en el local y un grupo de jóvenes nunca identificados arrojó bengalas que incendiaron el techo.



Por el hecho, se realizó un primer juicio entre 2008 y 2009 en el que hubo condenas por "incendio doloso", aunque luego la Cámara de Casación Penal consideró que se trató de un hecho "culposo" y ordenó fijar penas menores.



Por ese motivo, se cree que la fiscalía -a diferencia de las querellas- reclamarán penas por incendio culposo y en el caso de los funcionarios, por omisión de los deberes a su cargo.



Actualmente, si bien todos los condenados continúan en libertad a la espera de que el fallo quede firme, el ex gerenciador de Cromañón, Omar Chabán, está condenado a ocho años de cárcel por incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho activo.



El ex subcomisario Rubén Carlos Díaz tiene una condena a seis años de prisión e inhabilitación especial perpetua, por incendio culposo seguido de muerte en concurso real con cohecho pasivo y Raúl Villarreal, ex mano derecha de Chabán, la misma pena pero por el mismo delito que Chabán.



De la banda Callejeros, el cantante Patricio Santos Fontanet y el manager Diego Argañaraz fueron sentenciados a cinco años de prisión, el baterista Eduardo Vázquez a cuatro años y los ex funcionarios porteños Fabiana Fiszbin a cuatro años, Ana María Fernández a tres años y medio, y Gustavo Torres a tres años y nueve meses.



En tanto, los jueces fijaron penas de prisión en suspenso para el resto de los integrantes de la banda: Juan Alberto Carbone (tres años), Christian Torrejón (tres años), Maximiliano Djerfy (dos años y medio), Elio Delgado (dos años y medio) y Daniel Cardell (dos años).
Fuente: 
Télam