Martes, 19 Junio, 2012 - 09:18

Por el momento descartan demandas
El hijo del operario quemado dijo que su padre está bien

Andrés, hijo del electricista de Casa de Gobierno, en contacto con Diario Chaco manifestó que la familia está tranquila. Rubén Lares aún permanece en el Perrando.

Andrés es el hijo de 23 años de Rubén Lares, el operario que ayer sufrió graves quemaduras cuando un reparaba el transformador que se quemó en Casa de Gobierno, dijo que su padre está compensado y que la familia tiene fe que pronto sanarían sus heridas.



El joven contó que médicos del hospital Perrando, donde fue trasladado luego del accidente, decidieron derivarlo al hospital Italiano de Buenos Aires para una mejor atención y tratamiento en curaciones y cirugías pásticas. Si bien en principio entendieron que el viaje debía ser inmediato, Lares sigue en el Perrando y, según su hijo, aún desconocen cuando lo trasladarán al centro de salud porteño. "Pasa que todavía no hay camas", explicó Andrés.



"Yo digo que se va a curar rápido" resaltó el joven y agregó que están conformes con la atención en el Perrando.



"Mi papá trabaja hace años ahí en Casa de Gobierno, yo me enteré por un compinche y no se bien como fue porque no pude hablar mucho con él. En estos momentos está con mi mamá y mi hermana menor".



Finalmente, Andrés afirmó que la familia ahora sólo piensan en la recuperación del padre y que no saben si iniciarían algún tipo de demanda, pero por el momento lo descartan.