Lunes, 18 Junio, 2012 - 13:33

En el barrio Pablo VI de Sáenz Peña
Un policía fue atacado a machetazos por vecinos cuando intentaba detener una pelea entre hermanos

Unos veinte “espectadores” de la trifulca se abalanzaron sobre el agente. Al caer, su escopeta se disparó por accidente e hirió con una posta de goma a una mujer.

Anoche el padre de los jóvenes que se habían trenzado a golpes en las calles del “barrio aborígen” llamó a la Comisaría Tercera “porque no había forma de separarlos”. El primer móvil que llegó al lugar, con apenas dos agentes, pidió refuerzos al 911, ya que había gran cantidad de personas rodeando a los “púgiles”.



Arribaron dos móviles con varios efectivos, pero cuando los vecinos notaron que uno de ellos portaba una escopeta se abalanzaron sobre él, quien vanamente intentó detenerlos con un disparo disuasivo utilizando postas de goma.



Según los testimonios, el agente fue atacado con golpes de puño, patadas y machetazos. De hecho consiguieron cortar el chaleco antibalas, romper la escopeta y herirlo en el brazo y antebrazo con un machete. Mientras retrocedía para evitar la golpiza cayó al piso y la escopeta se volvió a disparar , esta vez por accidente, e hirió en la pierna a una mujer que se encontraba entre los vecinos. El segundo disparo sirvió sin embargo para que el grupo se dispersara, aunque a raíz de otro hecho similar que se produjo horas después, se presume que varios de los atacantes habrían seguido con la imparable
ola de furia contra las autoridades policiales.



Hasta el momento no hay detenidos pero fuentes policiales aseguran que estarían todos identificados. En cuanto al efectivo herido, fue derivado a una clínica de la ciudad termal y esta tarde sería dado de alta llevándose como secuela algunas heridas profundas por el corte del arma blanca.