Lunes, 18 Junio, 2012 - 12:56

Cortocircuito en Casa de Gobierno
El operario herido está fuera de peligro

El director del hospital Perrando, José Luis Meiriño, dijo a Diario Chaco  que las quemaduras no revisten gravedad, pero es preciso controlarlas por posibles infecciones.

Meiriño explicó que Rubén Castillo, el operario de Casa de Gobierno que sufrió quemaduras por la explosión del transformador, está internado en la guardia del hospital y que está fuera de peligro.



No obstante, sus heridad revisten gravedad por la locación de las quemaduras: en rostro y las dos manos. Por lo tanto temen las secuelas de las quemaduras (medianas y profundas) por posibles infecciones y problemas en la cicatrización.



Luego de realizar las primeras curaciones están evualuando si derivarlo a terapia intensiva o intermedia. El tratamiento de las quemaduras requiere cuidados intensivos y el periódo que demandará la cicatrización es relativo.