Viernes, 15 Junio, 2012 - 17:57

El INADI pidió la derogación de cuatro artículos del Código de Faltas chaqueño

Consideran que los artículos fueron redactados con “vaguedad, ambigüedad e imprecisión” y favorecen a la judicialización de problemas sociales.



La delegación local del INADI, la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, la Asociación Pensamiento Penal y el Ateneo para la Construcción de la Conciencia Nacional presentaron sendas notas en la Legislatura provincial para pedir la derogación de cuatro artículos del Código de Faltas del Chaco, por entender que violan derechos y garantías consagrados en la Constitución Nacional, permiten detenciones arbitrarias y procesos de dudosa legalidad.



Los escritos presentados por las diferentes instituciones coinciden en señalar que los artículos 62, 64, 65 y 66 del régimen de Faltas del Chaco fueron redactados con términos con tal grado de “vaguedad, ambigüedad e imprecisión”, como “decencia pública”, “ofensa al pudor” o “actitudes reñidas con la moral y las buenas costumbres”, que sólo favorecen la judicialización de problemas sociales, que deberían ser objetos de políticas públicas, no de acciones penales.



La delegación Chaco del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), a cargo de Darío Edgardo Gómez, trabajó en forma coordinada con la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia del Chaco, a cargo de José Luis Valenzuela, en la redacción de escritos que ambos organismos públicos presentaron en forma conjunta ante la Legislatura chaqueña, solicitando al presidente de la Comisión de Legislación General, diputado Martín Orlando Nievas, que el cuerpo legislativo trate en el recinto los proyectos de ley que proponen la derogación de los controvertidos artículos.



Por su parte, la Asociación de Pensamiento Penal, organización no gubernamental presidida por Mario Alberto Juliano, e integrada por jueces, fiscales y docentes universitarios de todo el país, que promueve la defensa del estado de derecho, del sistema democrático y la plena vigencia de los Derechos Humanos, presentó en el Parlamento provincial a través de la abogada Sandra Saidman, integrante de la entidad, una nota en la que expresa su “absoluto apoyo” a los proyectos de ley que proponen la derogación de los artículos cuestionados.



En tanto, el Ateneo para la Construcción de la Conciencia Nacional, espacio que promueve la participación política de la ciudadanía, también presentó una nota en similares términos ante la Cámara de Diputados del Chaco.



Son dos los proyectos de ley que plantean la modificación del Código de Faltas del Chaco: el que lleva el número 3887 del año 2011 fue presentado por el bloque Frente Grande y plantea la derogación de los artículos 62, 64 y 65. El proyecto número 4402, también del año pasado e impulsado por el bloque de la misma fuerza política,
a su vez propone derogar el artículo 66.



Los artículos cuestionados







El artículo 62 del Código de Faltas del Chaco prevé sanción de arresto de hasta 30 días o multa equivalente en efectivo de hasta cinco
remuneraciones mensuales, mínimas, vital y móvil: a) el que sin estar comprendido en la incriminación del art. 129 del Código Penal, con actos o palabras torpes ofenda la decencia pública; y b) el que inoportune a otras personas en lugar público o accesible al público, en forma ofensiva al pudor y al decoro personal. A su vez la sanción puede duplicarse si el hecho fuera cometido contra o en perjuicio de ancianos, enfermos mentales, mujeres o menores de 16 años.



El artículo 64 contempla sanción de arresto de hasta 60 días o multa equivalente en efectivo de hasta 10 remuneraciones mensuales, mínima, vital y móvil, el administrador, empresario, organizador o responsable de reuniones o espectáculos, sean en locales abiertos o cerrados, que permitan que los asistentes adopten actitudes reñidas con la moral y las buenas costumbres.



La sanción podrá incrementarse en un 50 por ciento si los protagonistas fueran menores de 18 años. En caso de reincidencia podrá disponerse la clausura del local. A su vez, si los organizadores o responsables fueran varias personas, la sanción se aplicará a cada una de ellas.



Por su parte, el artículo 65 establece que será sancionada con arresto de hasta 30 días o multa equivalente en efectivo de hasta cinco remuneraciones mensuales, mínima, vital y móvil, la persona de uno u otro sexo que públicamente o desde un lugar privado, pero con trascendencia al público, se ofrezca y provoque escándalo con fines sexuales. El juez podrá disponer el examen médico de la misma y ordenar su internación en el establecimiento adecuado a los fines de su debido tratamiento si el caso así lo requiere y por el término que el facultativo interviniente lo considere necesario.



El artículo 66, en tanto, dispone que serán sancionados con arresto de hasta 30 días o multa equivalente en efectivo de hasta cinco remuneraciones mensuales, mínima, vital y móvil, quienes ejerciendo la prostitución se ofrecieren o incitaren públicamente, molestando a las personas o provocando escándalo. Queda comprendido en este caso el ofrecimiento llevado a cabo desde el interior de un inmueble pero a la vista del público o de los vecinos.



En todos los casos será obligatorio el examen venéreo o de detección de todas las enfermedades de transmisión sexual y, en su caso el tratamiento curativo.