Viernes, 15 Junio, 2012 - 17:46

Según el INDEC, la actividad económica se frenó en abril

La actividad económica se desaceleró en abril y la tasa de crecimiento descendió a 0,6 % interanual, la menor expansión desde octubre de 2009.





El organismo indicó además que el Producto Bruto Interno (PBI) en el primer trimestre mejoró 5,2 por ciento, con una baja en el nivel de inversión de 2,8 por ciento contra el mismo período de 2011.



En consecuencia, el resultado de abril -inicio del segundo trimestre- exhibió una baja de 4,6 puntos porcentuales en el nivel de progreso económico.



Respecto de marzo la economía mostró una brusca disminución de 1,3 por ciento, la más fuerte desde diciembre de 2008.



El INDEC divulgó hoy dos informes de evolución del PBI. Uno el referido a abril, que corresponde al Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), y el denominado Avance del Nivel de Actividad, que resume la situación trimestral.



La desaceleración de la economía en abril -con una suba interanual de sólo 0,6 por ciento- coincide con el endurecimiento de las medidas para concretar importaciones y el cepo al mercado cambiario que, entre otras cosas, paralizó el mercado inmobiliario.



Esta situación ya había sido anticipada por los informes de industria, comercio exterior, construcción y consumo, que en todos los casos exhibieron sensibles disminuciones en sus tasas de crecimiento.



La industria se vio arrastrada por el sector automotor que sufrió una caída de 23 por ciento frente a abril del año pasado.



Por su parte, la construcción cayó 3,8 por ciento, y el volumen del comercio exterior se contrajo a partir de una disminución de 14 por ciento.



Sobre los datos del primer trimestre, el INDEC informó una brusca desaceleración en la tasa de crecimiento que se ubicó en 2,8 por ciento contra el 19,5 por ciento del mismo período de 2011.



El PIB se calculó en 1.874.935 millones de pesos que equivale a unos 416.600 millones de dólares.



Sobre este valor, la inversión interna bruta fija es del 21,7 por ciento del PBI.

A su vez, reconoció un nivel de inflación de 17,5 por ciento, que fue la variación del índice de precios implícitos.



En tanto, el consumo privado bajó su tasa de crecimiento de 11,3 por ciento a 7 por ciento durante el primer trimestre del año.



El consumo público pudo mantenerse en el 9 por ciento (contra 9,9 por ciento de un año atrás).



Las importaciones de bienes y servicios subieron apenas 1,4 por ciento, contra el 20,4 por ciento del primer trimestre de 2011.



Las exportaciones mejoraron 4,2 por ciento, frente al 7,1 por ciento del período enero-marzo del año pasado.