Viernes, 15 Junio, 2012 - 16:37

Violento desalojo
Paraguay: 18 muertos y 80 heridos en un enfrentamiento registrado entre policías y campesinos sin tierras

El enfrentamiento se produjo alrededor de las 8 horas de este viernes en una estancia ubicada en el kilómetro 35 de la ruta 10, propiedad de Blas N. Riquelme.

Los enfrentamientos entre ambas partes se dieron durante el desalojo de una propiedad ubicada en el kilómetro 35 de la ruta 10, Las Residentas, Colonia Yvyrapytâ, distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú, propiedad de Blas N. Riquelme.



POLICÍAS ASEGURAN QUE FUE UNA EMBOSCADA

El jefe de investigación de Salto del Guairá, Walter Gómez, señaló que los policías fueron emboscados por los campesinos que se encuentra en la propiedad de Blas N. Riquelme. Los mismos se iban a negociar y comenzaron a recibir los disparos.



Gómez indicó que este enfrentamiento se dio con gente que está entrenada y que ya no son simples campesinos, sino criminales.



Un grupo de la Policía, ingresó al lugar para negociar con los campesinos y fueron emboscados por estos que dispararon a matar directamente, con francotiradores y armas de guerra, -presuntamente M16-, de acuerdo a las heridas que presentan los agentes, mencionó el jefe de investigaciones.



Asimismo, informó a radio Monumental que los campesinos se encuentran en el monte y que el enfrentamiento sigue hasta el momento.



"Esto ya no es un enfrentamiento con simples campesinos que piden tierra, es con un grupo criminal y ya estamos al todo o nada. Ahora vamos con 30 hombres más al lugar", indicó.



SESIÓN EXTRAORDINARIA

El presidente de la Cámara de Senadores, Jorge Oviedo Matto, convocó a una sesión extraordinaria para analizar la situación en Curuguaty y estudiar un pedido de destitución del ministro del Interior, Carlos Filizzola.



Los senadores estudiarán la posibilidad de declarar estado de excepción por la situación que se dio en Curuguaty donde un enfrentamiento entre policías y campesinos dejó más de una decena de muertos.



LUGO GARANTIZO LA VIGENCIA DE LA LEY

El jefe de Estado expresó en primer lugar su gran pesar por los fallecimientos en los sucesos de esta mañana en Curuguaty (departamento de Canindeyú), en el marco de un operativo policial llevado a cabo en cumplimiento de un mandato judicial.



"Manifiesto mi firme respaldo a las fuerzas del orden", apuntó en otro momento de su alocución, al mismo tiempo expresó su solidaridad con las familias de las víctimas fatales "que entregaron sus vidas en el cumplimiento de su misión".



"Todos los organismos de las áreas estratégicas están trabajando en este momento para devolver la calma y seguridad y garantizamos en este operativo la plena vigencia de la ley y las instituciones del Estado", finalizó tajante el mandatario para luego retirarse de la sala de prensa.



PIDEN SANGRE PARA LOS HERIDOS

Ante el elevado número de personas que resultaron heridas durante los enfrentamientos, el Programa Nacional de Sangre insta a la ciudadanía a donar el líquido vital.
Fuente: 
Última Hora