Jueves, 14 Junio, 2012 - 19:26

El bienestar y el placer, una elección

Vivimos una època en que se pone énfasis en la armonía, en el ecosistema, en las dietas saludables, se investigan las causas de los grandes males.

Algunos recaen en combustibles, en fumigaciones, en la contaminación. Todos elementos transgresores.



Se habla de la persona como ser integral y muchos acuden a prácticas para combatir el stress, la ansiedad, el insomnio, son quienes hablan de que el hombre es cuerpo, alma y espiritu.



Están las búsquedas personales buscando “sentirse bien” y las políticas que persiguen el bienestar de la población, sobre todo cuando habla de nutrición , salud –



Se volverá a abordar el tema de la despenalización de las drogas. Es necesario que tengan claro la diferencia entre el Bienestar y el Placer.

Bienestar:
hace referencia al conjunto de aquellas cosas que se necesitan para vivir bien.Estar bien.



Placer: sensaciones placenteras son más impactantes cuando son novedosas El placer suele relacionarse con la adicción, la alegría, el alivio, la curiosidad, los deportes.La diferencia está en que el
Bienestar provoca salud pero no
todos los placeres son saludables.



Si se habla puntualmente de la marihuana, quienes son sus defensores ponen énfasis en poderes curativos, pero, en esos casos, las dosis las manejarán
los profesionales médicos y administraràn en casos necesarios.



Con respecto a la marihuana, los documentos hablan de estos síntomas:

1. Irritación en los ojos 2. Aumento de apetito 3. Sequedad de la boca 4. Taquicardia.

Trastornos inducidos por Cannabis • Intoxicación. • Intoxicación, con alteraciones perceptivas • Delirium.

• Trastorno psicótico: con ideas delirantes, con alucinaciones. • Trastorno de ansiedad.



Cuando padecen los trastornos
inducidos por la marihuana, quienes lo sufren es el entorno, la pareja, la familia, la sociedad, que en esos momentos de malestar de la persona, no sabe que puede hacer ni tiene a donde recurrir.

Los que eligen encontrar el placer a través de su consumo, es una decisión personal, que tendría que ser una elección conciente, que no siempre lo es. Y cuando se llega a hablar de “adicción”, se trata de una dependencia y hasta una esclavitud. Lo contrario a la libertad . Para muestra basta un botón, también lo consigue el cigarrillo y el alcohol.



Pero del mismo modo es una decisión seria y comprometida por parte de las autoridades si despenalizaran la droga, si consideran que es un paso a la libertad individual,
entonces, debieran también tomar en cuenta a los que no consumen, los riesgos del exceso y la atención en caso de intoxicación, y los entes que harían la rehabilitación si estas personas enferman, que en este momento no hay donde ser atendidos. El significado de “saludable”, puede tener otras connotaciones a la histórica, pero habría que tratar de no generar confusiones.



Cuando se escribe una norma, se la considera para toda la sociedad, para mejorar o perfeccionar, teniendo
en cuenta
a una mayoría-

Aquí los términos “responsabilidad”, “libertad”, deben ser manejados sin euforias.



(*) [email protected]