Jueves, 14 Junio, 2012 - 18:37

Más de cinco millones de argentinos trabajan en negro

Según datos del INDEC, la tasa de trabajadores informales descendió 32 por ciento en el primer trimestre del año con relación a 2011.





Más de cinco millones de trabajadores no está inscripto en forma oficial y en consecuencia carece de descuentos jubilatorios o aportes de salud, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).



La tasa de trabajadores informales descendió a 32,8 por ciento en el primer trimestre de este año con relación al mismo período de 2011 cuando había sido de 34,1 por ciento.



De acuerdo con estos resultados, sobre una población económicamente activa de 18.400.000 personas, y con una ocupación y subocupación del orden del 15,5 por ciento, cerca de 5.100.000 trabajadores están realizando sus tareas en forma irregular.



El trabajo oficial reveló que la peor situación laboral se observa en el Norte del país. En la región noroeste el 41,5 por ciento de los empleados está "en negro" y en un año la situación no expuso ninguna mejora.



En el noreste, la tasa de empleo informal se ubicó en 39,7 por ciento y subió 0,2 puntos respecto del primer trimestre de 2011 cuando alcanzó a 39,5 por ciento.



En la zona de Cuyo el 35,8 por ciento de los trabajadores no está inscripto, lo que representa una suba de 2 puntos porcentuales en forma interanual.



En el Gran Buenos Aires los trabajadores no registrados abarcan el 32 por ciento de la fuerza laboral, con un descenso de 1,8 puntos respecto del 33,8 por ciento de un año atrás.



Esta caída es la que explica la baja general de 1,3 por ciento.



En la región pampeana el 31,2 por ciento de los empleados está en forma irregular, tasa que descendió 1,7 por ciento contra el primer trimestre de 2011.



En la Patagonia la situación se mantuvo estable, con un 20 por ciento de trabajadores en negro, similar nivel al del período enero-marzo del año anterior.

En otro análisis eel INDEC divide al informe por cantidad de habitantes y allí se observó que la mejora en la calidad laboral se dio en los aglomerados con más de 500 mil habitantes donde la tasa de empleo informar bajó a 32,6 por ciento desde el 34,1 por ciento de un año atrás.



En cambio, en las ciudades con menos de 500 mil habitantes se mantuvo en el 33,7 por ciento.