Miércoles, 13 Junio, 2012 - 18:42

Aleman conforme con las 400 mil viviendas anunciadas por Cristina

El vicepresidente del Centro de Empresas Constructoras (CEC), valoró el anuncio del plan de viviendas lanzado por la presidente.

Dijo que “esto permitirá reactivar al sector de la construcción pero también permite el acceso al crédito de muchos argentinos que hoy tenían vedada esa posibilidad”.



“No es una decisión que sólo favorece a un sector de la economía, sino que producirá beneficios para muchos otros sectores”, indicó.



El dirigente sostuvo que “con este anuncio se cubren varios objetivos: por un lado se eliminan ciertas barreras al acceso al crédito para muchas familias que de no mediar este plan seguirían excluidas, ayudará a disminuir el déficit habitacional y el aprovechamiento de terrenos ociosos, impulsará un repunte del empleo en la construcción que en los últimos meses venía en descenso, y significará una inyección de fondos al circuito económico. Esto es para destacar también, porque tiene un efecto multiplicador importante que seguirá potenciando el mercado interno”.



“Específicamente par el sector de la construcción, este plan de viviendas es una muestra cabal de cómo el gobierno sigue abriendo las posibilidades de trabajo para las pequeñas y medianas empresas en un claro proceso de democratización y federalización de la obras. En el mercado se requiere de todo tipos y tamaños de empresas, y lo que nosotros podemos aportar a las familias que accedan a los créditos hipotecarios es una relación personalizada, con una ocupación focalizada en las puntuales demandas constructivas que tengan en cada caso”.



Asimismo destacó: “Nos pareció loable que la Presidenta, en su gran conocimiento del mercado, haga hincapié en las distorsiones que se pueden generar en los costos a partir del manejo de algunos proveedores de materiales clave. Es un llamado a la cordura para quienes manejan los precios en algunos rubros de la construcción, y eso nos puede permitir a las empresas tener costos previsibles y a las familias pagar menos precio por sus viviendas”.



Aleman, luego reflexionó que “es un decisión política con buenas consecuencias en lo económico, pero fundamentalmente es un plan que conlleva la redistribución de recursos basados en elevados criterios morales. Creo que el gobierno nacional demostró una capacidad para actuar a contramano de las decisiones que se toman en otras partes del mundo, vemos en España por ejemplo, como cayó la inversión en infraestructura, dejando a miles de desocupados, a empresas en delicadas situaciones económicas, y está bueno tener un gobierno con la capacidad de interpretación y reacción ante nuevas realidades económicas”.