Miércoles, 13 Junio, 2012 - 18:05

"Ni en tiempo de los milicos pasó esto", dijo Moyano hijo en rechazo a la impugnación

El moyanismo rechazó el pedido de impugnación del proceso electoral de la CGT presentado por gremios opositores al asegurar que ello "no tiene asidero".

El secretario Adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, informó que "el cuerpo de abogados de la CGT ya está trabajando para presentar todas las actas y demostrar que las elecciones se convocaron de acuerdo a las leyes y los estatutos" que rigen en la central sindical.



El hijo de Moyano remarcó que "todo se hizo en tiempo y forma" y calificó la intervención de la cartera laboral en el asunto como "un tema netamente político con tal de sacarlo a Moyano" de la secretaría general de la CGT.



El Ministerio de Trabajo, a cargo de Carlos Tomada, emplazó ayer a la CGT para que en diez días demuestre que el Consejo Directivo de la CGT que se reunió el pasado 24 de abril y que convocó a elecciones sesionó con "el quórum necesario" para tomar esa decisión.



Por su parte, el diputado Facundo Moyano opinó hoy que "sería nefasto para el propio Gobierno impugnar la elección" en la CGT por "pedido del mercantil Armando Cavalieri y el lucifuercista Oscar Lescano", opositores a Hugo Moyano.



"Si el Gobierno además de no respetar la institucionalidad de la CGT decide meterse en la elección a través del Ministerio de Trabajo sería una muestra de sus limitaciones políticas" señaló Facundo Moyano por Twitter.

"Meterse en cocina ajena, es receta de corto plazo", metaforizó el legislador del FpV.



Su hermano Pablo recordó que "hace más de 15 días que la propia viceministro de Trabajo, Noemí Rial, anticipó la postura que adoptaría el Ministerio de Trabajo, ante un pedido de impugnación".



"Ella había adelantado que si había un pedido de impugnación podría suspenderse el congreso" de la CGT que convocó Moyano para el 12 de julio próximo con el objetivo de renovar autoridades en central sindical.

Enfatizó por eso que "ya tenían posición tomada" incluso "antes del pedido de impugnación" al proceso eleccionario en la CGT que realizaron algunos gremios antimoyanistas.



Calificó además como una "señal de debilidad y desesperación" del antimoyanismo el haber reclamo la impugnación de la convocatoria a elecciones en la CGT porque según sostuvo "si son mayoría como dicen, porque no van a votar y listo si están seguros de ganar".



Insistió que tanto el pedido de impugnación como el accionar del ministerio de Trabajo "todo es político porque esto tiene un objetivo, sacar a Moyano de en medio" Facundo Moyano justificó sus declaraciones al expresar que "no creo que por pertenecer a un bloque tenga que decir a todo que sí y aplaudir todo. Si no mirá la historia de Cristina Fernández de Kirchner".



Explicó que por sus dichos "yo no me estoy abriendo soy del Frente Para la Victoria y te juro que aporto más al proyecto que los que hacen kirchnerismo bobo".

Aseguró que "el enfrentamiento se genera a partir de la falta de integración política y la negación de las relaciones de poder" Por eso aseguró que no está "en contra de nadie y sí a favor del laburante por un impuesto regresivo e injusto y una asignación que se paga en forma discriminatoria".



"Quien tiene que reclamar es la CGT (para eso los votaron) y quien tiene que dar repuestas es el gobierno", señaló.