Martes, 12 Junio, 2012 - 19:41

Cristina aseguró que se cumplirá con el saldo del corralito y con las obligaciones pendientes en dólares

La mandataria se refirió al Boden 2012, el bono emitido para cumplir con los ahorristas alcanzados por el corralito financiero de 2001. "Vamos a terminar de pagarlo este año. En dólares, como se debe", afirmó.







"Las reservas de nuestro Banco Central las cuidamos y las vamos a seguir cuidando. Nos permiten mantener a la República Argentina, a sus productores, a sus empresarios... nos permite estar fuera de esa volatilidad permananente de los mercados. Nos permite que nuestros empresarios, que necesitan insumos y tenemos que pagar en dólares, los tengan", declaró la Presidente.



De ese modo se refirió a las restricciones cambiarias y otras medidas económicas que fueron instrumentadas en los últimos meses para proteger el mercado interno y mantener el nivel de empleo.



La jefa de Estado aseguró que los dólares de las reservas del Banco Central son "necesarios para pagar la deuda que se contrajeron" y que, según garantizó, se saldará en dólares.
Puntualmente, la mandataria se refirió al Boden 2012, un bono que fue emitido para cumplir con los ahorristas fueron alcanzados por el corralito financiero de 2001. "Vamos a terminar de pagarlo este año. En dólares, como se debe", afirmó.



Las palabras de la Presidente se dan en un día en el que el ministro de Julicia, Julio Alak, debió aclarar que los cambios que se prevén en el Código Civil no significarán una pesificación de la economía.



"Este problema no empezó con la convertivilidad. Esto empezó el 24 de marzo de 1976... Más que los milicos, los que estaban atrás y empujaron. Realmente eso no nos exculpa de ninguna responsabilidad, para eso están los jueces, la Constitución y la Justicia", reflexionó.



Y completó: "Todos estos fundamentos macroeconómicos son lso que permiten desarrollar hoy este programa de crédito argentino para la adquisición de la vivienda única familiar".



El Boden 2012 es un bono que se otorgó tras el "corralito" de 2001 y es por eso que el Gobierno canceló sus pagos rigurosamente en los últimos años. Por el último tramo del bono, ahora deberá desembolsar el 3 de agosto 2.300 millones de dólares.



El pasado 1º de junio, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, ratificó que el Gobierno cumplirá con el pago de los vencimientos de deuda que enfrenta el país este año y argumentó que la situación fiscal lo permite.



"El Gobierno va pagar sin problemas el Boden 2012 porque tenemos reservas suficientes para hacerlo", subrayó el funcionario.