Martes, 12 Junio, 2012 - 10:43

El fanatismo para tirar las orejas

Desde el Facebook una imagen resume dos de las principales aristas que tiene el clásico argentino del fútbol. Por un lado, el de los afiches, que se resumen casi siempre entre River y Boca. Por otro lado el de la feroz violencia en este deporte, que este fin de semana se cobró una nueva víctima en el partido del Millonario con Boca Unidos.

Muchos fanáticos disfrutan del segundo clásico que tiene el fútbol argentino, y es el de las cargadas después de los encuentros, como de los cánticos de las hinchadas hacia los equipos en pleno juego. Pero esta pasión de multitudes tiene su lado oscuro, y es de la violencia, que este fin de semana se cobró una nueva víctima.



Tanto esta acostumbrada la sociedad a tratar con estas cosas, el partido, las gastadas, los desmanes y agresiones, que es como si no siempre llamara la atención lo suficiente. Y pareciera ser que ese fue el espíritu de algún (muy) creativo hincha del “Millo” (quizás sea de otro equipo, no lo sabemos). En una imagen de fondo negro se escribió “Ningún afiche gracioso hasta que se acabe la violencia”, con el escudo del equipo de Núñez al pié del lado derecho.



No sabemos si fue un hincha, un club, alguna asociación. Pero la presentación vale ser destacada, de entre tantas cosas que uno se encuentra por allí. Sobre todo en las redes sociales.  A parte de la lectura de actualidad que se puede hacer sobre la expresión, se destaca lo claro de la consigna, como para nadie pueda acusar falta de claridad. Sumado al fondo oscuro, es probable que poco haya para agregar.



Una muy original forma de llamar la atención sobre la gravedad de la que se va revistiendo cada vez más este asunto, que ya dejó de ser solamente un “fenómeno social” al que los sociólogos toman con pinzas, como investigadores a bichitos en sus laboratorios.