Lunes, 11 Junio, 2012 - 20:18

Comenzó el juicio por agrotóxicos
Reportaron casos de cáncer, lupus, púrpura y malformaciones

Córdoba | Los productores y el piloto del avión que rociaba los terrenos, negaron su responsabilidad por las imputaciones.



Un abogado reportó hoy la gran cantidad de casos de cáncer detectados entre pobladores del barrio Ituzaingó, de esta capital, al iniciarse el primer juicio del país por la responsabilidad de productores agropecuarios respecto del uso ilegal de sustancias tóxicas en zonas pobladas.

El proceso comenzó con la lectura de la acusación y la declaración testimonial del ex secretario de Salud municipal, Medardo Avila Vázquez, mientras los productores Jorge Gabrielli y Francisco Parra y el piloto Edgardo Pancello, negaron la culpa en los hechos que se les imputan.



Avila Vázquez, ex funcionario municipal, abrió la ronda de declaraciones de testigos con una exposición de más de dos horas en la que describió con detalles la problemática epidemiológica del barrio.



El letrado no sólo se refirió a una excesiva prevalencia en casos de cáncer, sino también a otras afecciones como lupus, púrpura y malformaciones. En esta causa se investiga la fumigación en el barrio pese a las normativas municipales, provinciales y nacionales.



En tanto, sigue en etapa de instrucción la investigación sobre las enfermedades y la contaminación que habrían sido ocasionado por tres fuentes: el uso de agroquímicos, el agua con arsénico y los transformadores de la Empresa Provincial de Energía Eléctrica, Epec. Esta mañana, antes de la lectura de la acusación, la defensa del imputado Parra pidió apartar a Ávila Vázquez con los argumentos de que no es más secretario de Salud, no representa supuestamente a quienes viven en barrio Ituzaingó, no es vecino de Córdoba y podría ser eventualmente imputado en la causa.

La Cámara rechazó el pedido por extemporáneo, ya que no se formuló durante la instrucción de la causa. El inicio del juicio fue seguido con atención por el colectivo "Paren de Fumigar" y organizaciones ambientalistas, que montaron una carpa en inmediaciones de Tribunales II y realizaron una olla popular. Al tratarse de un caso inédito en el país, se hicieron presentes activistas de distintas provincias y otros países. En 2002, un grupo de madres del barrio y los equipos de Atención Primaria de la zona relevaron cantidades anormales de vecinos enfermos de cáncer y otras graves afecciones respiratorias.



Para mañana se espera el testimonio de Sofía Gatica, una de las Madres de Ituzaingó cuya lucha instaló el debate en todo el país sobre las consecuencias del uso de plaguicidas cerca de zonas urbanas. Gatica fue distinguida en abril con el prestigioso Premio Goldman, el "Nobel verde" para un líder ambiental de base por continente. Fue la primera vez que lo obtuvo un argentino.