Martes, 12 Junio, 2012 - 11:52

"Cómo reducir a un zombie": la guía que emitió la Policía de EE.UU.

Horripilantes ataques de hombres que comen órganos de otros se vieron en Estados Unidos los últimos días. Y para combatir este nuevo "posible atentado".

La guía (vale decir que no se puede comprobar su autenticidad) fue emitida por la Policía de Nueva York. Explica que la única prioridad es salvar y proteger a humanos "no infectados" que podrían ser víctimas de zombies o muertos vivos. Como segundo deber: evitar el riesgo de  propagación de la epidemia zombie.



A este "enemigo", lo describen como alguien que busca deleitarse comiendo carne humana o de animales, preferentemente cerebros.



Cuando el Policía cree que identificó a un "sospechoso" debe eliminarlo inmediatamente, para evitar que cause daños a terceros y erradicar el contagio antropofágico.



Una vez en la escena del ataque, evaluar detenidamente el cuadro: las posibles víctimas, el zombie y definir si es necesario llamar refuerzos.



Para eliminarlos enumeran como métodos efectivos: la fuerza física "mortal", un balazo en la cabeza, un balazo en los ojos o en casos de mayor gravedad separar la cabeza del cuello, es decir decapitarlo.



Si cree que esto llegó al límite de lo violento, sangriento y bizarro, se equivoca.



LA CONSPIRACIÓN: "EXPERIMENTOS SECRETOS DEL EJÉRCITO YANKEE"

La información sobre la guía antizombiE llegó a nosotros a través de un mail enviado Reynaldo Ríos que forma parte de un círculo dedicado al estudio de la vida extraterreste.



"¿Habra o no Invasion Zombi? se precunta; son cada vez mas los casos de canibalismo reportados". Ríos no duda que la invasión se de como estrategia de guerra en campo de batalla y "no civilmente".



El ufólogo pide que "nos unamos a él" para deterninar si este fenómeno es real y resalta que las instrucciones de procedimiento policial valen como prueba.



En su explicación marca la diferencia entre caníbal y zombie: el primero come carne humana muerta y el segundo ataca a vivos y además gruñe.



Entre otras diferencias, Ríos destaca que los últimos "zombies de Estados Unidos" no corresponden al estereotipo de "muertos vivos" sino al de tipo "experimental". En la investigación, Ríos no descarta que los Ejércitos hagan experimentos de alta tecnología donde conviertan vagabundos, drogadictos en zombies. Suministrándoles algun tipo de químico que altere su sistema y los vuelva caníbales, pero de sangre caliente, o sea para ingerir vivos y no muertos. Como una suposición de que estos zombis sean echados a enemigos en batallas de guerra, en las guerras nada se descarta.



Otra alternativa es el zombie por religión. "Cómo en algunas sectas haitianas que mediante ciertas especies de yerbas y rituales logran cambiar la manera de pensar de una persona lo que serian unos zombies sonámbulos". El denominado zombi de Miami era haitaiano.



Ríos finaliza su hipótesis con una inquietante conclusión: "Nunca Estados Unidos se ha expresado en que no habra invasion extraterrestre, que es un tema mas digerible, por que se molesta en hacerlo con zombies.  ¿Será que algo ocultan o temen a que se reinvestigue este asunto?".