Domingo, 10 Junio, 2012 - 14:19

Se murió el caballito "Escarcha"
Desde APACH denuncian incumplimiento y atrasos en un convenio para recuperar animales abandonados

“Escarcha” había sido rescatado de la calle y acogido por la entidad pero murió este sábado a raíz de su frágil estado de salud.

El potrillo de dos años había pasado tres días a la intemperie, expuesto a sendas heladas (de ahí su nombre), y debió ser sometido a un tratamiento urgente para estabilizarlo, ya que además de la hipotermia presentaba lasceraciones y un avanzado estado de desnutrición.



Desde la Asociación Protectora de Animales del Chaco (APACH) habían pedido a la comunidad dinero, suero fisiologico y “Dextrosa al 5 %”. Las donaciones llegaron pero ya era demasiado tarde para “Escarcha”.



CONVENIO A MEDIAS

Dado que las veterinarias de la zona metropolitana “no reciben caballos”, “los que se ocupan de animales maltratados son las organizaciones protectoras, que por cierto hay varias acá, pero reciben muy poca ayuda para solventar sus actividades”, señala Silvia Rodas, presidenta de APACH. En agosto del año pasado suscribieron un convenio con la municipalidad de Resistencia, con diez cláusulas de las que, afirman, sólo se cumple una: la de la asistencia de un médico veterinario.



En el caso de los caballos, que son animales “de valor económico”, los únicos autorizados para recogerlos son los agentes del área de Carrería Municipal, que los entrega a la asociación. En la práctica, dado que APACH no cuenta con un refugio para atenderlos, el tratamiento –que para los equinos se prolonga por al menos un mes- se hace en el mismo terreno de Carrería. El convenio prevé que el municipio provea también medicamentos y alimentos para los animales, además de una “guardia permanente de ambulancia para equinos”.



Rodas relata que el caso de “Escarcha” fue informado a Carrería por vecinos que vieron el estado en el que se encontraba, el jueves a las 21.30. Después llamaron a APACH, desde donde se pusieron en contacto con las autoridades municipales “para acelerar los tiempos”.



“Un par de funcionarios municipales nos aseguraron que en no más de dos horas iban a buscarlo. Lo que pasó fue que el otro día, el viernes a las 8.30 de la mañana, recién estaban trayendo el caballo, cubierto por escarcha, ya que pasó la helada a la intemperie”.



Se le brindó toda la atención necesaria desde el momento en que llegó, “estando permanentemente con él”. Gracias a las donaciones le administraron quince litros de suero y se le aplicó una medicación específica, pero “lamentablemente Escarcha murió ayer: uno más en esta historia de abandono y funcionarios que no funcionan”.



TODO A PULMÓN

El denunciado incumplimiento del convenio hace que desde la asociación tengan que hacerse cargo, “con plata de nuestro bolsillo”, de la mayor parte de los tratamientos. Con los caballos el costo diario de atención es de unos $ 500. “Supuestamente se nos entrega un subsidio mensual de $ 3.000”, abunda Rodas, pero en diciembre de 2011 habrían dejado de recibirlo.



Otras fuentes de APACH especifican que la deuda de la entidad asciende a $ 6.000. “Estamos cumpliendo funciones de ellos con plata de nuestro bolsillo, y hay que aclarar que la asociación no es una organización con fines de lucro”. “Tenés un mes atendiéndolos, lo que cuesta dinero, esfuerzo físico (`tenés que levantarlos y trasladarlos con el cuerpo´); necesitamos que cumplan todas las cláusulas del convenio”.



La Asociación Protectora de Animales del Chaco, que en este momento atiende a tres caballos abandonados, está llevando adelante la campaña “Basta de T.A.S. (Tracción A Sangre)”, con la que pretenden poner fin al maltrato de equinos y a su uso indiscriminado en la vía pública.