Sábado, 9 Junio, 2012 - 18:13

Con 100 mil millones de euros, Europa rescató a España

El Gobierno de Mariano Rajoy pidió el millonario rescate bancario y el Eurogrupo lo aceptó. El FMI, responsable de supervisar el plan de ayuda.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que no se trata de un rescate sino "de un préstamo que se recibe en condiciones más favorables que las del mercado". Afirmó que a cambio no habrá exigencias de ajuste ni de reducción del gasto público



"El Gobierno español tiene la máxima determinación a contribuir a la estabilización de la moneda única", señaló el funcionario. Sin detallar la cifra, indicó que "las cantidades que se necesitan son manejables, teniendo en cuenta el esfuerzo hecho por las entidades financieras".



De Guindos, que respondió preguntas de la prensa, se negó a explicar por qué el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, permanece en la Eurocopa en lugar de regresar a Madrid. Además, insistió en aclarar que España no será rescatada sino que recibirá un préstamo del Eurogrupo.



"Lo que se pide es apoyo financiero y no tiene nada que ver con un rescate en absoluto. Irá dirigido al FROB y éste lo inyectará en las entidades que lo requieran. No todas las entidades necesitan capitalización", afirmó.



"Esto es un préstamo que se recibe en condiciones muy favorables, más favorables que las de mercado y que el FROB. Por lo tanto no hay el mínimo rescate", insistió.



Guindos dijo que "la cantidad permite tener un amplio margen de seguridad, una cantidad lo suficientemente elevada, que no va a dejar el más mínimo resquicio a la duda".



"No hay condiciones de ajuste ni de gasto público; sólo hay para los bancos. Es una inyección de capital que tendrán que devolver. No hay condiciones adicionales para la sociedad española", subrayó.



Respecto al papel de Fondo Monetario Internacional, explicó que "es estrictamente de asesoramiento del sector financiero, una labor muy importante, de apoyo y de implementación del programa".



"Hemos tenido una primera evaluación del FMI en dos días tendremos los test de estrés de los evaluadores independientes, y antes de finales de junio tendremos las auditorías y de ahí tendremos la cifra, muy contrastada y con total transparencia. Ningún sistema bancario ha sido sometido a tanto nivel de transparencia", agregó.



El rescate de la cuarta economía de Europa quedó pactado tras un encuentro que se prolongó por tres horas. La cifra, según fuentes del eurogrupo, llegará hasta los 100.000 millones de euros, una cantidad que está muy por encima de lo que se había especulado.



No obstante, está en juego asegurar el saneamiento de una vez por todas de la banca española, primero, para recuperar la confianza en España, después, y devolver la estabilidad al conjunto del bloque.



El salvataje definitivo, sin embargo, no se conocerá este sábado y se concretará una vez se conozcan los resultados de las dos auditorías independientes encargadas por el Ejecutivo español. A este respecto, se prevé que la troika se vuelva a reunir en próximas fechas para confirmar la cifra.



Junto a la cantidad de dinero, está por ver cuáles serán las condiciones que los socios del euro exigirán a España a cambio del programa de asistencia para su banca. Holanda y Finlandia están presionando para someter al país a unas exigencias muy duras a cambio la ayuda.



Según ha dicho un vocero de la Unión, el dinero a prestar a España dependerá de cuánto necesiten los bancos. El Eurogrupo debate en estos momentos en conferencia telefónica un borrador de declaración que establece un límite máximo de hasta 100.000 millones de euros, y la cifra final se decidiría "en función de los resultados de los análisis sobre las necesidades" de la banca española.



El Eurogrupo emitirá un comunicado. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, es necesaria una rápida solución para la crisis de la banca en España, aunque ha indicado que la situación de este país no es comparable a la de Grecia porque dice que el problema español es "solamente bancario", mientras que el del país helénico es "más amplio".



Según la revista alemana Der Spiegel, los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), el Eurogrupo, la Comisión y el Consejo de la UE -es decir, los jefes de las cuatro principales instituciones europeas- están elaborando un amplio plan de reformas para reforzar el euro que contempla una verdaderaunión fiscal que impediría a los países miembros endeudarse e manera independiente.



En Madrid, el Gobierno derechista de Mariano Rajoy ha recibido el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la situación de los bancos españoles, presentado dos días antes de lo programado, que cifró en al menos 40.000 millones de euros las necesidades de recapitalización de los bancos más débiles en España, y advirtió de que "existen aún importantes vulnerabilidades en el sistema".



España no ha formalizado de momento su petición de ayuda a Europa, que podría producirse en cualquier momento después de que el viernes de noche se adelantase la publicación de informe del FMI.



La Comisión Europea había aconsejado a Madrid que esperase a conocer las necesidades exactas de sus bancos antes de formular ninguna petición de ayuda a Europa, si bien ha reiterado en todo momento que la decisión sobre cuándo hacerlo depende en exclusiva del Ejecutivo de Mariano Rajoy.



Por su parte, el presidente norteamericano Barack Obama mostró su preocupación por el conflicto europeo, particularmente por su sistema financiera. El mandatario pidió que resuelva la crisis bancaria y no de privó de opinar sobre el caso de Grecia, al considerar que su salida de la eurozona "solo empeoraría la situación".
Fuente: 
Infobae.com