Sábado, 9 Junio, 2012 - 18:05

La sexta corrida

En el discurso de asunción al segundo mandato, la Presidenta advirtió que en su primera gestión ya enfrentó cinco corridas cambiarias

Entonces el BCRA vendió/perdió un total de 16.000 millones de dólares para mantener estable el tipo de cambio.



De esas cinco corridas, la quinta arrancó en el mes de Julio del año pasado, y exigió al BCRA vender 4.700 millones de dólares en el mercado de cambios hasta Octubre. La importante y creciente pérdida de divisas advertía que esta vez no ganaría la pulseada, lo que culminó en los controles y "cupos" en el mercado de cambios.



La incertidumbre que generó la medida disparó un salida de depósitos privados en dólares dentro del sistema financiero por 2.800 millones, equivalente a una merma del 19%.



El drenaje de depósitos frenó una vez que se flexibilizaron los cupos a minoristas/ahorristas como también la tranquilidad que genera saber que el BCRA deja de perder reservas. El BCRA compró u$s6.600 millones en los primeros cinco meses del año, por supuesto que al costo de desdoblar el mercado cambiario.



En el mes de mayo el Gobierno llevó los "cupos" a cero (incluso para minoristas), si el "fin" de la compra es el atesoramiento. Sólo acceden al mercado cambiario, y con restricciones, importadores o quienes cancelen deuda externa, entre otros.



La nueva reglamentación no solo incrementó la brecha entre el mercado oficial y paralelo un 20%, a un total de 30% en mayo, sino también que los proyectos de "pesificación" de algunas operaciones en moneda extranjera dentro del mercado local, renovaron temores y dispararon una nueva corrida sobre los depósitos privados en dólares por un total de u$s1.600 millones, equivalentes a una caída del -12,3% del stock sólo en mayo.



El sistema financiero ya está "pesificado" y el BCRA dispone de reservas, por lo que esta corrida no pone en riesgo la Macroeconomía. Es simple, en 2001 había 50 mil millones de depósitos en dólares y 10 mil de reservas, y hoy los números son al revés. Los depósitos en dólares suman 10 mil millones y 47 mil millones las reservas. No obstante, la corrida vale como claro indicador de la desconfianza e incertidumbre que genera las nuevas reglamentaciones y proyectos, además del efecto sobre la economía el sostener vía restricciones el atraso cambiario.





(*) RAMIRO CASTIÑEIRA es economista en jefe de Econométrica.
Fuente: 
Agencia DyN