Sábado, 9 Junio, 2012 - 11:10

Rusia
Por ley, Putin impone hasta U$S 30 mil de multa a quien proteste

La norma aprobada en el Parlamento endurece las penas en los mitines políticos y actos públicos. La oposición dice será imposible manifestarse pacíficamente.

"Al autorizar los mítines y actos públicos, la sociedad debe protegerse a sí misma del radicalismo", afirmó Putin, citado por las agencias rusas. El presidente negó que la ley aprobada sea más restrictiva que las vigentes en otros países europeos. "Al comparar esta ley con otras actas de países europeos como Alemania, Italia, España, Reino Unido y Francia, la nuestra no contiene ni una cláusula que sea más severa que las medidas contempladas por esas legislaciones", dijo.







El líder no descartó que en un futuro pueda remitir la ley de nuevo a la Duma (Parlamento) para la introducción de enmiendas, y reconoció que algunas figuras de la sociedad rusa le habrían expresado su inquietud por la posible restricción de la libertad de manifestación. Al respecto, Putin aseguró que el cumplimiento de las leyes "no debe restringir de ninguna manera los derechos democráticos de los ciudadanos a expresar libremente sus opiniones sobre cualquier asunto", aunque "todo eso (las manifestaciones) debe ser organizado de tal modo que no cause perjuicio a otros ciudadanos que no participan en esas acciones".







La nueva ley, que entra en vigor hoy, estipula unas multas máximas de hasta 300.000 rublos (casi 10.000 dólares) para las personas físicas que infrinjan las normas, aunque ofrece como alternativa el cumplimiento de 200 horas de trabajo social.







En el caso de los cargos públicos la multa máxima será de hasta 600.000 rublos (unos 18.000 dólares), mientras a las personas jurídicas les correspondería pagar un millón (30.000 dólares), cifras consideradas desorbitadas por la oposición.







Hasta ahora, las sanciones impuestas no superaban los 5.000 rublos (166 dólares) para los participantes y los 50.000 (1.660 dólares) para los convocantes. De inmediato, el expresidente soviético, Mijaíl Gorbachov, tachó de "error" la promulgación de la ley, que ha sido criticada por las cancillerías occidentales. "A partir de ahora será imposible manifestarse pacíficamente. Las protestas ilegales irán a más y el movimiento opositor se radicalizará", aseguró Serguéi Mitrojin, líder del partido liberal "Yábloko".







Mitrojin opina que las "prisas" del partido Rusia Unida responde a su intención de aprobar las nuevas medidas administrativas antes de la multitudinaria protesta convocada por la oposición para el Día de Rusia, 12 de junio.

Fuente: 
Infobae