Sábado, 9 Junio, 2012 - 10:00

Este domingo
La FECHACO celebra 61 años de acompañamiento al empresariado y promoción del desarrollo provincial

Su presidente Rodolfo Opat resaltó a “don Camilo Matta” y reconoció a presidentes y miembros de la entidad.

El presidente de esta entidad, Rodolfo Opat, resaltó en esta fecha especial la figura de “don Camilo Matta” para, a través de él “honrar y reconocer a todos los Presidentes y miembros de las distintas Comisiones Directivas que pasaron por la FECHACO” ya que “todos ellos posibilitaron mediante su aporte que hoy tengamos un Chaco en marcha”.



La FECHACO fue fundada el 10 de junio de 1951 con el objetivo de luchar por los intereses del emprendedor chaqueño y por la lucha para el desarrollo de las obras de infraestructura. El titular de la FECHACO, Rodolfo Opat, instó a los empresarios
a “entender el importante rol social” que desempeñan como prestadores de servicios y creadores de puestos de trabajo sin desatender “el entorno social, el educativo, el de la seguridad, la salud y el de las grandes obras de infraestructura que permitan potenciar las distintas actividades y lograr ese efecto multiplicador de oportunidades que aportará mejorías sustanciales a la sociedad y por ende a nuestros emprendimientos particulares”.



A continuación se detalla la nota escrita por Opat ante el 61° aniversario de la FECHACO: “Este domingo 10 de junio se conmemora un nuevo aniversario de nuestra Federación Económica del Chaco, sesenta y un años de trayectoria institucional en esta querida Provincia, que dio cobijo a tantos inmigrantes los que mezclados con criollos y nativos le dieron la grandeza que hoy ostenta, de la mano del crecimiento de la actividad privada también fueron creciendo las instituciones que buscaban defender los intereses de estos actores de la economía, comenzaron a fundarse las Cámaras de Comercio y una de ellas, la de Resistencia tomaba contacto con las del interior, por medio de un presidente que tenía una visión especial, la de ayudar a sus pares para mejorar la actividad y potenciar al terruño querido, don Camilo Matta, que terminó convirtiéndose en un gestor de las necesidades de todo el interior provincial, fue así que conjuntamente con las Cámaras de Comercio de Presidencia Roque Sáenz Peña, Villa Ángela, Las Breñas, San Martín, Charata y la de su presidencia Resistencia, un 10 de junio de 1951, fundaron la Federación Económica del Chaco, con la firme convicción de luchar por los intereses no solo del comercio, la industria, la producción y los servicios, si no por las obras de infraestructura
que posibilitaran el desarrollo provincial.



A partir de aquel momento esta institución no dejó jamás de bregar por esos objetivos, solo por una interrupción durante el último proceso militar en el período comprendido desde 1976 a 1981, donde fuera intervenida. Hoy quiero en la figura de don Camilo Matta, honrar y reconocer a todos los Presidentes y miembros de las distintas Comisiones Directivas que pasaron por la Federación Económica del Chaco, todos ellos posibilitaron mediante su aporte que hoy tengamos un Chaco en marcha, que más allá de las distintas crisis que tuvimos que pasar se puede decir que esta provincia joven tiene un inmenso potencial productivo fruto del esfuerzo y sacrificio de su gente.



Muchas veces nuestros dirigentes deben restar horas de trabajo a su actividad,
a sus familias, recorrer muchos kilómetros por nuestros caminos para asistir a las reuniones, escuchar los problemas de sus representados y gestionar las soluciones ante los distintos estamentos gubernamentales, sin sueldos, sin viáticos, poniendo la mano en el bolsillo propio para afrontar los gastos, pero siempre con la buena voluntad y la esperanza de un mañana mejor, no solo para ellos si no para todos los habitantes.



Hoy
los tiempos no admiten pensar con mezquindad y avaricia, los empresarios debemos entender el importante rol social que cumplimos, como prestadores de servicios y creadores de puestos de trabajo, pero no debemos descuidar el entorno social, su contención en todos los aspectos, el educativo, el de la seguridad, la salud y el de las grandes obras de infraestructura que permitan potenciar las distintas actividades y lograr ese efecto multiplicador de oportunidades que aportará mejorías sustanciales a la sociedad y por ende a nuestros emprendimientos particulares.



DESAFÍO ACTUAL DE LAS EMPRESAS CHAQUEÑAS


Por supuesto hay muchos escollos que sortear y uno de ellos que está ahogando la actividad, es el asfixiante sistema tributario tan perverso como complejo que atenta contra el normal desenvolvimiento de las PyMEs. Hoy profundizado por la inflación, una situación recesiva
y el magro resultado de la campaña agrícola. Esto perjudicará a muchos empresarios. Y es allí donde las instituciones deben estar luchando por tratar de revertir esa realidad, que muchos gobernantes no quieren ver y diría que muchos no la entienden porque desconocen la realidad de los mostradores, está en nosotros los dirigentes en hacerles entender esta situación.



Tenemos un gran futuro por delante, en la medida que todos gobernantes y gobernados utilicemos el sentido común y apostemos al trabajo y al desarrollo, como desde hace 61 años lo viene haciendo nuestra Federación Económica del Chaco.