Viernes, 8 Junio, 2012 - 20:47

El presidente de la UIA en Chaco
De Mendiguren: "La industria necesita reglas de largo plazo"

Mantendrá reuniones de trabajo con esta institución y para participar del Congreso de la Industria Maderera.

El titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio de Mendiguren, evaluó que la industria nacional “necesita reglas de largo plazo”, evitando que se dé “una apreciación cambiaria”. Condicionó el desarrollo de la economía para el resto del año a la capacidad de resolución “ágil” respecto a las restricciones a la importación y destacó el desarrollo industrial de la provincia, respecto a años anteriores.



Algunos de estos conceptos fueron brindados durante una conferencia de prensa que organizó la Unión Industrial del Chaco (UICH) este viernes, aprovechando la visita que el presidente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren realiza al Chaco para mantener reuniones de trabajo con esta institución y también para participar del CXXVI Congreso Nacional de la Federación de la Industria Maderera.



De Mendiguren señaló en principio que nuestro país no es ajeno a los efectos de la crisis mundial, a la que calificó como “muy grave” y de la que detalló que “el 54% del consumo del mundo hoy está entrando en crisis, entonces es imposible que tsunami no llegue a todas las playas”. Frente a este panorama sugirió que “la Argentina tiene que encarar con más serenidad estos temas que se están presentando” y respecto a la corrida cambiaria consideró que hubo una sobreactuación del Gobierno Nacional. “El Gobierno ha priorizado mantener reservas para afrontar compromisos internacionales y que a lo mejor hubo una sobreactuación de eso porque no hay ningún motivo ni fundamentos para que se lo haga.



Entonces creo que esa brecha que se ha generado hay que tratar de reducirla, no es bueno que esté pero bueno, hay que dejar que pase este pico. Para mí la gente lo que asocia en Buenos Aires es que cuando hay un problema de falta de dólares hay crisis porque siempre en la Argentina las crisis vinieron acompañadas de falta de dólares, que hoy no es el caso. La industria lo que necesita son reglas de largo plazo, duras o menos duras pero conocidas y de largo plazo”, resaltó.



Siguiendo con su evaluación comentó que “este modelo tuvo unas patas o motores que fueron muy claros que nos trajeron hasta acá, uno fue el tipo de cambio competitivo, baja inflación y demanda. Creo que a partir del 2008/2009 tras la crisis internacional también, a algunos de estos motores hay que retocarlos porque creo que tenemos que bajar el nivel de deslizamiento de precios, que tenemos que evitar que se dé una apreciación cambiaria.



Para eso nosotros creemos que hay que tener un plan, una coordinación de políticas que, como muchas veces hemos demostrado desde la Unión Industrial no pasa solo por el tipo de cambio. La competitividad es un tema mucho más amplio es sistémico pasa desde la infraestructura, las políticas de ingreso, la puja distributiva, el tema tributario y todo eso tiene que ser manejado en forma conjunta porque si eso no se maneja y se quiere resolver la competitiva con devaluaciones y esto no se cambia sabemos lo que pasa, mejora temporariamente la competitividad pero luego vuelve a alcanzar a esa devaluación que se hizo y estamos en el punto de partida. Siempre Argentina resolvió su problema de competitividad en mala forma, en vez de atacarlo en forma sistémica, por la magia de la devaluación o del endeudamiento, pero esperemos que no caigamos en eso.



Nuevos plazo para la liquidación de las divisas de cobros de exportaciones

Respecto a este asunto puntualizó que “ha traído muchos problemas” al empresario. Aclaró que desde la UIA coinciden con el objetivo del Gobierno de ampliar el superávit y de generar más exportaciones, pero que “esta medida está mal aplicada”.



Ejemplificó que “cuando uno vende con plazo en el mundo no es porque no sepa negociar un plazo más corto, es porque hay productos en el mundo que se venden a ese plazo.



Entonces cuando uno comercializa a ese periodo tiene que esperar cobrar para poder liquidar. Lo que se ha hecho es que a los 15 días de embarque uno tiene que pagar, haya o no cobrado y es muy importante decir que el empresario no lo puede hacer, y no solo no lo va a poder hacer sino que además le cortan la posibilidad de la próxima exportación”.



Consideró que esta medida fue con la intención de adelantar pago para tener más divisas en el país “pero por un camino que va a cortar la posibilidad de contar con más divisas en el futuro”. Adelantó que “lo están arreglando, se están buscando las soluciones aunque todavía no se encontró la definitiva” y agregó que esto es “algo que lo tenemos que resolver para que no trabe el comercio exterior”.



Un Chaco más industrializado



Poniendo sus ojos sobre la provincia observó que el Chaco ha tenido una participación cada vez mayor de la industria gracias a “una decisión política de industrializar la provincia”.



Manifestó además su sorpresa por el nivel de desarrollo industrial acanzado.



Cómo sigue el 2012



“El resto del año veo un año que depende mucho de lo que hagamos, de si podemos ir resolviendo ágilmente estos problemas con las licencias no automáticas, que no se trabe, porque encima, si el nivel de actividad, que tiene que ser menor al año anterior, encima lo trabamos porque no podemos manejar bien todo este sistema administrativo burocrático de licencias no automáticas, y, se nos puede ir cayendo mucho”, resumió De Mendiguren.



Acompañando en esta conferencia de prensa estuvo además Pedro Reyna, presidente de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA) y miembro titular de la Junta Directiva de la UIA quien evaluó que el desarrollo de la industria maderera en nuestra provincia está funcionando con varios programas en desarrollo y con muchos planes “interesantes” que apoyan desde la FAIMA. “Eestamos generando el fideicomiso financiero para forestación, que se aplicará en el Chaco” adelantó también el dirigente, comentando sobre el Chaco que los empresarios madereros “están trabajando muy bien”.



Andrés Irigoyen, presidente de la Unión Industrial del Chaco (UICH), apreció la visita de Mendiguren como “muy valorable para nosotros y muy importante” por el hecho de contar con “la visión del representante gremial más importante de la industria, en un concepto donde ven todo el país y todas las particularidades que tienen los distintos sectores, donde tiene que tratar de entender no solo las particularidades y necesidades de las pequeñas empresas sino también de las grandes empresas que muchas veces son contrapuestas.



Festejamos que haya venido, la verdad que venga a nuestra casa para nosotros es un orgullo y así se lo transmitimos”.