Viernes, 8 Junio, 2012 - 15:38

Correo de nuestros lectores
Mucha cadena nacional, no soluciona los problemas del país...

Es fácil imaginar el estado de ánimo de los gerentes de programación y comercial de los diferentes medios de difusión privados…

…toda vez que le llega el comunicado que a tal hora deberán conectar con LRA Radio nacional o LS82 TV Canal 7, para retransmitir las palabras que habrá de pronunciar la señora presidente de la nación. En lo que va del mes de junio, esa metodología fue aplicada en más de 6 oportunidades y en diferentes horarios, a lo que se debe sumar que si esos medios no retransmiten otros actos en los que participa la señora presidente sin existir cadena nacional por medio, la temible pauta oficial de publicidad motiva que se sumen a los discursos.



La pregunta de rigor que se hace un ciudadano común, es ¿Cuándo gobiernan? Si cada vez que nuestra presidente habla, todo el gabinete está a su lado aplaudiendo.



Como no hay problemas graves en nuestra Argentina, ayer nomás, (y por cadena nacional) defendió a una estudiante de “La Cámpora” a quien en una institución universitaria de San Juan le habían aplicado 24 amonestaciones por que pretendía hablar en un acto, acusando a la Docente de haber pertenecido a la dictadura por salir en una foto al lado de un militar. Si mal no recuerdo, el fallecido esposo de la señora presidente también tiene en el ropero varias fotos con militares de la época y de ello no se ocupa.



Algo ha cambiado en este sistema de gobernabilidad desde que asumió la señora que tanto habla de “El” con lágrimas en sus ojos. No es casualidad que la mayoría de los funcionarios que acompañaron al Kirchnerismo en la gestión de su esposo, hoy están fuera de juego o en decadencia y el ejemplo más contundente por estas horas es lo que está ocurriendo con el ex superministro Julio De Vido a quien ya le han quitado todo el poder dejándolo sin estructuras de peso.



En nuestras vidas cotidianas, los errores se pagan caros, imaginemos lo que puede ocurrir en un país cuando quien tiene la obligación de conducirlo y mantener su organización, hace gala de sus caprichos queriendo imponer a la fuerza a funcionarios que, a juzgar por los antecedentes no reúnen las condiciones para ocupar un cargo y tal el caso del candidato a Procurador General de la Nación (nada menos que el jefe de todos los Fiscales) Daniel Reposo a quien propios y extraños dudan en darle el apoyo que necesita para ser designado, aunque según la opinión de la señora presidente, este señor está realizando una excelente tarea en la SIGEN (Sindicatura General de la Nación). Por estas horas son varias las Organizaciones No Gubernamentales que han reclamado a los Senadores que NO designen a Reposo como nuevo Procurador ya que según opinan, está lejos de reunir los requisitos para ocupar ese importante cargo.



Mientras esto ocurre, en otro ámbito se está gestando un nuevo y grave problema con la inminente decisión de Pablo Moyano y el gremio de los camioneros quienes anunciaron que llevaran a la práctica medidas de fuerza con paros que van desde las 24 a las 72 horas y afectarían el traslado de combustibles, camiones de caudales, transporte de productos alimenticios y todo aquello que tenga relación con los camiones.



Por último “mentime que me gusta” diría mi tío Agustín, para los que tengan alguna duda nos dijo la señora presidente que en el tema del dólar “Esto es una batalla cultural, no vayan a creer que hay cuestiones económicas”, intentó minimizar la necesidad del gobierno por cuidar los dólares para hacer frente a los compromisos externos. “Mejor dicho, en los que están haciendo la campañita, sí hay cuestiones económicas”, se corrigió. Y terminó admitiendo que “el comportamiento de los argentinos, hasta el propio comportamiento de uno, (tiene) resabios culturales que le quedan”. Obviamente, olvidó mencionar las cuentas bancarias que nosotros no conocemos y no creo…lleguemos a conocer.



“Con buenas palabras se puede negociar, pero para engrandecerse se requieren buenas obras”. Lao-tsé (570 aC-490 aC) Filósofo chino.



(*) DNI 7788556